Sociedad | IVE | aborto legal | embarazo

Jueces varones impiden una IVE por demanda del progenitor

Un hombre presentó una cautelar para que su expareja, en la semana 12 de gestación, no interrumpa su embarazo. La Justicia hizo lugar y dilata la práctica.

La Sala III de la Cámara Civil de San Juan, integrada por tres jueces varones, hizo lugar a una cautelar solicitada por un hombre para impedir que su expareja se realice una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) basándose en la institución del matrimonio. La mujer está en la semana 12 de gestación y ahora, por 72 horas no podrá realizarse ninguna intervención hasta que "la cuestión de fondo no sea resuelta" en la Justicia.

“Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Sé de los derechos de quién era mi pareja, pero solo le pido que lo tenga y que me lo dé, yo no le voy a hacer faltar nada”, explicó Franco, el sanjuanino que asegura ser el progenitor.

Si bien la IVE aprobada en diciembre del año pasado no contempla una presentación judicial de este tipo, en la que el supuesto progenitor se oponga a la práctica, el derecho de la persona gestante quedaría obstaculizado con un fallo de este tipo en el que se debate nada más y nada menos que la constitucionalidad de la norma.

“Como pensamos diferente hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, insistió el hombre en una entrevista con la radio sanjuanina AM 1020. Ambxs están casadxs desde 2018, pero “ya no hay vínculo afectivo”, aseguró, por la discordia sobre la continuidad o no del proceso de gestación.

Fueron los jueces de la Sala III de la Cámara Civil, Juan Carlos Noguera Ramos, Juan Carlos Pérez y Sergio Rodríguez, quienes resolvieron en su fallo que se debe “hacer lugar al recurso de apelación deducido por F.A.S., en consecuencia, revocar la resolución dictada el 26/04/2021 en las hojas 48/51″ y “ordenar, como medida cautelar de no innovar, a M.G.T.B. se abstenga de realizar cualquier práctica que tienda a interrumpir el embarazo hasta tanto la cuestión de fondo sea resuelta”.

La decisión del tribunal se conoció el sábado a la tarde. "En el matrimonio, los esposos se comprometen a desarrollar un proyecto de vida en común”, argumentaron. De esta forma se coloca a la institución matrimonial y a un proyecto que ya no existe por encima de los derechos y la voluntad de la persona gestante. Ahora los abogados del hombre deberán ampliar en 72 horas la demanda para que se decida el conflicto de fondo de este caso, la constitucionalidad o no de la Ley de IVE.

Mientras tanto el embarazo avanza y, según la norma que legalizó el aborto, la mujer tendrá dos semanas más para poder interrumpirlo de manera segura.

Dejá tu comentario