Sociedad | joven | femicidio | denuncia

Una mujer denunció a su propio hijo por el femicidio de una joven

La víctima fatal tenía 22 años y su amigo solo un año más. Iván Gómez es intensamente buscado por la Policía luego de que su madre lo denunciara por el femicidio.

Todo comenzó cuando una mujer se presentó en la seccional 1ra. de Presidente Perón de la localidad bonaerense de Guernica para denunciar que su hijo Iván Gómez había asesinado a su amiga Lara Franco y que el cadáver estaría dentro de su casa.

La joven de 22 años fue asesinada de al menos una puñalada y fue encontrada cuando la madre del principal sospechoso del femicidio denunciara al muchacho, de 23 años, quien aún permanece prófugo.

Voceros policiales informaron a Télam que los efectivos se dirigieron a la vivienda ubicada en la calle Virgen de Luján entre Néstor Kirchner y San Roque, y que al ingresar hallaron el cuerpo de la joven tendido en el suelo, con al menos una herida de arma blanca. En el lugar no se encontraba el presunto femicida, por lo que personal del Grupo Táctico Operacional (GTO) se encontraba esta tarde abocado a su búsqueda en la zona.

La escena del crimen fue preservada hasta el arribo de los peritos de la Policía Científica, al tiempo que los investigadores solicitaron la colaboración de los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local para esclarecer el hecho, añadieron las fuentes consultadas.

Liz, hermana de la víctima, dijo al programa Cortá Por Lozano de Telefé que los familiares de Gómez ya sabían del crimen “desde las siete de la tarde y recién a las diez de la noche fueron a hacer la denuncia”, y que Lara e Iván “eran amigos desde hace ocho años”.

Por su parte, Daiana, amiga de la joven asesinada, relató que en los últimos días la joven la había llamado por teléfono para decirle que se quería ir de la casa –donde vivía con el acusado- ya que “la había amenazado, la había agarrado del cuello porque él quería estar con ella y ella no quería saber nada”.

En tanto Nicolás, hermano del prófugo, relató que ayer llegó de trabajar y que el joven le comentó “lo que pasó”, lo que le “pegó” en el “corazón” porque conocía a la víctima. “Me dice que estaban tomando en la casa, que estaban tomando pastillas, y que empezó una discusión y que le pegó una puñalada, pero no me lo quería decir, me dijo que se mandó un moco”, explicó Nicolás. Luego contó que su hermano le pidió que lo ayudara y que no lo entregara.

Por último, la madre del acusado negó haber demorado la denuncia a su hijo para facilitar su huida, tal como aseguran los familiares y amigos de la víctima. “Iván, si por favor estás mirándome y si es como decís que me querés, por favor entregate”, pidió la mujer, visiblemente conmocionada.

Interviene en la causa el fiscal Juan Condomí Alcorta, que subroga la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Presidente Perón.

Dejá tu comentario