Política | Juego | Perón | peronistas

El Gran Descamisado, un juego de mesa para peronistas

Emblemas justicialistas, la Isla Martín García, derechos sociales, gorilas y un poco de mística para quienes adoran a Perón.

“Hiciste chocolate por el Día de la Niñez. Ganás un turno”. “Cambiaste el sushi por el choripán de la Unidad Básica. Perdés tu próximo turno”. Lugares comunes y mística se entremezclan en este juego de mesa que podría reemplazar al Teg en tardes lluviosas de fin de semana.

"El Gran Descamisado" fue creado por dos amigos que vivieron toda su vida juntos. Nacidos en Casbas, un pueblo bonaerense que linda con la provincia de La Pampa, compartieron todo y después de un gran trabajo presentan este juego para “compartir con gente querida datos históricos y curiosidades del peronismo”, tal como se lo explicaron al periodista Rodrigo Núñez, redactor de la agencia AUNO.

En un informe especial para la agencia de noticias universitaria, se detalla que la apuesta estuvo centrada en poder generar espacios de encuentro y compañerismo, en tiempos donde lo digital abarcó todo el terreno y cada generación adoptó sus propios modos de ocio, sin que resulte tan fácil coincidir.

Al momento de idear y diseñarlo, se tuvo en cuenta la importancia de abarcar un período específico de la historia del peronismo y fueron elegidos siete sucesos históricos desde los inicios del movimiento hasta la tercera presidencia de Juan Domingo Perón. El novedoso juego fue diseñado “sin perder de vista lo indispensable de recuperar el carácter anacrónico de las ideas base del Partido Justicialista, que van cobrando nuevos sentidos y valores para cada peronista a lo largo de la historia”, aclaran.

Por supuesto que la mística peronista modifica el rumbo normal de cualquier juego de mesa tradicional, incluso desde el inicio. En principio, el participante que abre la partida es quien lleva la letra P en su apellido. De no ser el caso, lo arrancará el más joven de la mesa, regla que juega con una de las veinte verdades peronistas: “En la nueva Argentina los únicos privilegiados son los niños”.

El objetivo del juego es obtener los siete emblemas peronistas, simbolizados por el carnet de afiliación, el choripán y el vino, la flor ‘No me olvides’, los dedos en V, el bombo con la insignia Perón Vuelve, la marcha peronista y el escudo del Partido Justicialista. Para tenerlos, hay que ganar los siete juegos, los cuales dependen de cómo gira la ruleta cada jugador en la ilustración del reloj histórico de Plaza de Mayo que muestra el tablero.

También hay tarjetas que reparten beneficios (Derechos Sociales) y castigos (Obligaciones Peronistas) entre los participantes. Además, existe la posibilidad de realizar distintas acciones a lo largo de la partida para obtener emblemas, como lo son la huelga, el sindicalismo y la expropiación. A la hora de jugar, entran en acción todas las habilidades que practica un peronista de ley: el muñequeo para negociar o “rosquear”, tener agilidad mental, ser ingenioso y, claro, tener muchas veces el guiño de la suerte.

Al principio lo pensaban como un juego para la previa de cualquier grupo de amigos, pero luego empezaron a intentar adaptar la lógica política e histórica del peronismo a un juego de mesa. Inmediatamente buscaron un grupo de desarrolladores de juegos de mesa para hacerlo.

Dejá tu comentario