Política | Lesa humanidad |

Milani declaró que un militar preso por secuestros y torturas le prestó 200 mil dólares

El ex jefe del Ejército presentó un escrito ante el juez Rafecas y sumó el nombre de Eduardo Enrique Barreiro -hoy bajo arresto domiciliario-, quien le habría prestado 200 mil dólares para una casa.

El ex jefe del Ejército, César Milani, declaró ante el juez federal Daniel Rafecas en Comodoro Py, en el marco de una causa que lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito.

Telam
Telam

El cuestionado ex titular del arma presentó un escrito en el que ratificó que el capitán retirado del Ejército Eduardo Enrique Barreiro le prestó 200 mil dólares para comprarse una casa en San Isidro.

Milani aseguró que se olvidó de declarar el monto que usó para comprar la casa y que le devolvió el dinero a su prestamista cuando vendió su departamento de la calle Moldes, en el barrio porteño de Belgrano. 

Rafecas había citado a Milani a indagatoria tras recibir un informe de peritos de la Corte Suprema, según el cual el ex jefe del Ejército no puede justificar su patrimonio con los ingresos que percibía por su actividad.

Además, los peritos determinaron que Milani tampoco puede justificar sus consumos ni la compra de su residencia en la Horqueta, el muy exclusivo espacio en las Lomas de San Isidro.

El prestamista de Milani está preso por el secuestro y torturas de una nena y la desaparición de una pareja

Por su parte, Milani adujo: "La pericia miente cuando dice que no podía mantener a mi familia. Lo vengo haciendo por 40 años y de manera excelente. La pericia solo tiene en cuenta mi sueldo, pero se olvida de una serie de propiedades que tengo hace mucho con mi hermano en Córdoba. Mi sueldo siempre fue un plus. Además, mis hijos tiene más de 30 años y no los tengo que mantener".

A su vez, el capitán retirado del Ejército Eduardo Enrique Barreiro, negó que sea testaferro de Milani y aseguró que fue él quien le prestó los 200 mil dólares para comprarse una casa en San Isidro. 

Ayer Barreiro brindó más detalles sobre el momento en que le entregó el dinero a Milani y pidió que se realicen distintas medidas de prueba. Explicó que el efectivo se lo llevó para un brindis de fin de año entre militares, que se realizó en diciembre de 2009, seis meses antes de que se concretara la operación. Barreiro pidió que sean citados a declarar como testigos por el juez quienes compartieron la reunión.

Unidos por la última dictadura

Milani, que carga con denunciado por su presunta participación en el secuestro y desaparición del soldado Alberto Ledo durante los años de la dictadura cívico-militar, parece haber entablado una entrañable amistad con Barreiro, que por estos días cumple prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad.

Barreiro se retiró del Ejército en 1992 como capitán y en por estos días está detenido por haber participado de un operativo que terminó con dos personas asesinadas y una nena secuestrada y torturada.

En su causa, los fiscales señalaron que "los hechos consisten en un operativo realizado en la calle 148 entre 27 y 28 del Barrio Unión Villa España de la localidad de Berazategui, el 6 de septiembre de 1977, en horas de la mañana, realizado por un grupo de personas pertenecientes al Batallón de Comunicaciones de Comando 601 (…) en dicho operativo participaron Néstor Falcón, Carlos Alberto Bazán, Eduardo Arturo Laciar, Silvestre Santiago Badías, Daniel Leonardo Lucero, Francisco Ángel Fleba y Eduardo Enrique Barreiro produjeron la muerte de María Nicasia Rodríguez y Arturo Alejandrino Jaimez, participaron del secuestro de su hija Marcela Patricia Quiroga, de doce años, quien fue luego mantenida privada ilegalmente de su libertad y sujeta a tormentos en distintos Centros Clandestinos de Detención, como asimismo sustrajeron, retuvieron y ocultaron a los dos hijos menores de María Nicasia, Sergio Quiroga, de diez años de edad y Marina Angélica Fernández, de un año y medio".

Dejá tu comentario