Sociedad | Línea 60 |

Línea 60: así seguirá el conflicto

Luego de un extenso encuentro en la sede de la cartera laboral, se dictó un cuarto intermedio hasta mañana a las 11. Los trabajadores levantaron la medida de fuerza sobre Panamericana.

Choferes de la línea 60 que atraviesan un conflicto laboral por despidos se reunieron con las autoridades del Ministerio de Trabajo pero no hubo aún ningún acuerdo. Al final del encuentro se dictó un cuarto intermedio hasta mañana a las 11.

Los trabajadores que desde hace 37 días mantienen un conflicto habían cortado parcialmente esta mañana la autopista Panamericana en el kilómetro 42,5, pero la medida se levantó luego de que fueran convocados por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Los choferes, tras levantar el corte, regresaron a la terminal de la línea 60 de Ingeniero Maschwitz, donde aguardaron el resultado de la reunión que sus delegados llevaron adelante con Tomada en la sede principal de la cartera laboral, situada en la avenida Leandro N. Alem 650 de la Capital Federal.

Se dictó un cuarto intermedio hasta mañana a las 11

Por su parte, la jueza María Romilda Servini levantó la restricción que existía para sacar los colectivos desde las terminales a prestar servicio, pero dispuso que para ello se le ajustara el mecanismo de la tarjeta SUBE, con lo que los choferes interpretaron que debían cobrar boleto, algo que no estaban dispuestos a realizar ya que pretendían mantener esa medida de fuerza.

El delegado Hugo Swarzmann aseguró: "La intención nuestra era trabajar como lo veníamos haciendo, sin cobrar boleto" y añadió: "Si nos prohíben sacar los colectivos no nos queda otra opción que volver a la ruta".

El conflicto

La línea 60, que une Constitución con Tigre y también con Escobar, transporta a 250.000 pasajeros todos los días pero desde el 23 de junio los colectivos dejaron de salir a la calle por un conflicto en el que los choferes reclaman la reincorporación de 53 despedidos, el cese del acoso laboral a los delegados y mejores condiciones de trabajo.

Los trabajadores denunciaron un "lock out" patronal al impedirles sacar los colectivos a la calle sin cobrar boleto, mientras que la empresa aseguró que los choferes habían "usurpado las terminales" y que los colectivos que salían a la calle "no reunían las mínimas condiciones de seguridad".

En el medio hubo una medida de conciliación obligatoria que no fue acatada por las partes al no retrotraerse el conflicto a su inicio y medidas judiciales que impidieron a los trabajadores sacar los colectivos.

Temas

Dejá tu comentario