Política | Lucas | Policía | auto

Declaró el primer policía acusado por el crimen de Lucas

No permitió preguntas y se largó a llorar. La versión del efectivo de la Policía Metropolitana los victimiza a ellos. Falta que hablen sus compañeros de la fuerza.

Gabriel Isassi fue el primero en hablar. Es uno de los tres policías que están detenidos por el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años que jugaba en el Club Barracas.

Las palabras del inspector Isassi llegaron en las primeras horas de este lunes feriado y será la antesala de las declaraciones que le siguen: las del oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva, quienes se desempeñaban en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad; un testigo que vio todo y, también, los amigos de Lucas (aunque ellos lo harán por videollamada).

Todo ocurrió el miércoles pasado y la sociedad está conmocionada. Isassi dio su versión de lo que pasó pero no respondió preguntas. El policía dijo que el auto en el que viajaban los jóvenes estaba en una situación "sospechosa" y que por ello lo siguieron.

Según este relato, en un momento le tocan sirena, lo interceptan y tras realizar estos pasos de un procedimiento normal, los efectivos de la Metropolitana se bajan del auto con sus chalecos puestos y dieron voz de alto Policía. El auto donde estaba Lucas arrancó y atropelló a uno de los policías, por eso se sintieron en peligro y abrieron fuego.

Además, Isassi aseguró que Lucas y sus amigos estaban fuera del camino que hacen siempre los futbolistas de Barracas, que no se imaginó que eran jugadores y se largó a llorar dos veces mientras hablaba. El testimonio completo sobre lo que pasó ese día y en ese auto terminó por victimizar a los policías, únicos responsables de que hoy un pibe desarmado de 17 años esté muerto.



Ver más: Detuvieron a los policías acusados de matar a Lucas González

Dejá tu comentario