Oir Mortales | Manson | Game of Thrones | Marilyn Manson

Una actriz de Game of Thrones denunció por violación a Marilyn Manson

Esmé Bianco demandó al artista estadounidense y detalló el sinfin de horrores y múltiples formas de abuso que vivió. Violencia de género en carne viva.

La actriz británica y parte del elenco de la serie Game of Thrones, Esmé Bianco, denunció al músico Marilyn Manson bajo el alegato de que el artista estadounidense abusó sexualmente de ella.

La demanda, presentada este viernes en los tribunales de California, Estados Unidos, afirma además que Manson (cuyo nombre real es Brian Warner), junto a su manager Tony Ciulla violaron las leyes de trata de personas al llevarla desde Londres y hasta Los Ángeles bajo el pretexto de que participaría de un video musical que nunca existió, además de una película que nunca se hizo.

La actriz británica, que interpretó a Ros en la exitosa serie de HBO, fue una de las más de una docena de mujeres que declararon contra el rocker a principios de este año. En febrero detalló el abuso derivado de su relación con Manson cuando eran pareja en 2011 en una entrevista con la revista New York. Este viernes, además, sumó nuevos reclamos en la presentación judicial. La denuncia marca la primera acción legal contra el músico desde que surgieron acusaciones de abuso sexual y físico este año.

Según indica la denuncia "El Sr. Warner (Manson) usó drogas, fuerza y amenazas de fuerza para coaccionar los actos sexuales de la Sra. Bianco en múltiples ocasiones". También que "El Señor Warner violó a la Sra. Bianco alrededor de mayo de 2011".

La demanda asevera que Manson abusó de Bianco cuando ella estaba inconsciente o sin condiciones de dar su consentimiento. Puntualiza además que los abusos incluyeron golpes, mordeduras, tajos y azotes en las nalgas, los senos y los genitales de la mujer.

Bianco alega que Warner/Manson violó las leyes de California sobre abuso sexual, alegando además que Warner y Ciulla violaron la Ley de reautorización de protección de víctimas de trata, según un artículo publicado en la edición estadounidense de la revista Rolling Stone.

Ciulla Management, la compañía fundada por Ciulla que llevó las carreras de los Yeah Yeah Yeahs, Rob Zombie, Tove Lo y otros a lo largo de los años, también se menciona como demandada en el último reclamo. Ciulla representó a Warner durante más de 25 años antes de cortar lazos con él en febrero tras las acusaciones de agresión.

Según la denuncia, Warner se involucró en la trata de personas cuando "empleó el fraude" para atraer a Bianco a los Estados Unidos para que apareciera en un video musical de su canción "I Want to Kill You Like They Do in the Movies" y una canción que nunca se hizo. película de terror basada en las obras de Lewis Carroll llamada Phantasmagoria. “Prometió oportunidades laborales que nunca aparecieron mientras se insertaba en su proceso de visa”, dice la denuncia.

En un momento, afirma la denuncia, Manson le impidió escapar encerrándola en un dormitorio. Bianco también alegó que la obligó a realizar "trabajo no remunerado", violando la ley de Estados Unidos con respecto a la trata de personas. “Esto incluyó servir y preparar comida para el Sr. Warner y sus invitados, limpiar su departamento, asesorar sobre su álbum, proporcionar coros sin acreditar durante el proceso creativo del álbum Born Villain".

"Warner dio a entender que debido a que había traído a la Sra. Bianco a los Estados Unidos y le había proporcionado vivienda, ella le debía trabajo e intimidad sexual", indica la presentación.

“Durante demasiado tiempo, mi abusador ha sido dejado sin control, habilitado por el dinero, la fama y una industria que hizo la vista gorda”, agrega la actriz de Game of Thrones.

“A pesar de las numerosas mujeres valientes que se han pronunciado en contra de Marilyn Manson, innumerables sobrevivientes permanecen en silencio y algunas de sus voces nunca serán escuchadas. Mi esperanza es que al aumentar la mía, ayudaré a evitar que Brian Warner destroce más vidas y empoderar a otras víctimas para que busquen su propia pequeña medida de justicia", indica la artista inglesa.

Además de sus acusaciones de abuso sexual, ella afirma que Warner la controló dándole drogas y privándola de comida y sueño. Esto fue, dice la demanda, "para debilitarla física y mentalmente y disminuir su capacidad para rechazarlo".

Bianco afirma que Manson la llevó en avión a Los Ángeles en febrero de 2009 para la filmación del video musical. "A su llegada, la Sra. Bianco descubrió que no había tripulación presente y que se esperaba que se quedara en la casa del Sr. Warner en lugar de en el hotel que había sido reservado previamente", dice la demanda. Afirma que Warner no le dio comida para el rodaje de cuatro días, sino que la atormentó con alcohol y drogas, haciéndola usar lencería todo el tiempo y no permitiéndole dormir y estar de guardia las 24 horas del día.

Durante el rodaje, Bianco afirma que Warner actuó de manera errática, rompiendo su cámara en un momento en un ataque de ira. Ella dice que la hizo ver una película tan violenta que se desmayó y que intentó obligarla a realizar actos sexuales con otra mujer frente a la cámara. “Quizás lo más horrible es que el Sr. Warner encerró a la Sra. Bianco en el dormitorio, la ató a un reclinatorio de oración y la golpeó con un látigo que según el Sr. Warner fue utilizado por los nazis”, dice la demanda.

"[Él] la obligó a sentarse a sus pies durante las visitas de prensa", dice el documento. “La degradó verbalmente durante las entrevistas. También intentó llevar a un menor al hotel con él y con la Sra. Bianco”.

Mantuvieron una relación a larga distancia hasta abril de 2011, cuando le pidió a Bianco que se mudara a Los Ángeles y le dijo que le aseguraría una visa, según el documento. Vivió con Warner hasta que alcanzó su punto de ruptura dos meses y medio después. Fue entonces, dice ella, que él amenazó el estatus de su visa, la mantuvo prisionera en su apartamento y la encerró en un armario.

En una ocasión, el Sr. Warner persiguió al demandante por el apartamento con un hacha, provocando agujeros en las paredes”, afirma la demanda. “En otra ocasión, el Sr. Warner cortó a la Sra. Bianco con un cuchillo nazi durante el sexo, sin su consentimiento, y fotografió los cortes en su cuerpo. Luego publicó las fotos en línea sin su consentimiento. Los amigos, compañeros de banda, asistente, productor y otros colegas del Sr. Warner fueron testigos de varios aspectos de este abuso, incluido el Sr. Ciulla".

Ella escapó un día de junio de 2011, dice la demanda, cuando Warner estaba durmiendo. Cuando se enteró de que ella se había ido, ella dice que volvió a amenazar con su visa. Se volvieron a ver dos años después de uno de los conciertos de Warner. Ella lo conoció en su autobús después, donde él "la besó a la fuerza sin su consentimiento e intentó impedir que se fuera", afirma el expediente. En el artículo de Nueva York, el entonces asistente de Warner dijo que el incidente duró hasta las 5 a.m.

En febrero último, Warner respondió a las afirmaciones de las mujeres en un comunicado, calificándolas de "horribles distorsiones de la realidad". "Mis relaciones íntimas siempre han sido completamente consensuadas con socios de ideas afines", escribió. "Independientemente de cómo, y por qué, otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad". En el artículo de Nueva York, Bianco describió al cantante como un "monstruo que casi me destruye y casi destruye a tantas mujeres".

Dejá tu comentario