Sociedad | Mario Teruel | abuso sexual | Violación

Condenaron a 12 años de cárcel a Marcos Teruel por violación

La Justicia lo halló culpable del delito de abuso sexual agravado al hijo de Mario Teruel, integrante de Los Nocheros.

Luego de un juicio que no dejó lugar a dudas, la Justicia condenó a 12 años de prisión a Marcos Teruel, hijo del integrante de Los Nocheros Mario Teruel, al considerarlo culpable del delito de abuso sexual agravado.

Asimismo, el fallo judicial indica que los dos coimputados por el delito, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, fueron absueltos.

Este lunes, antes de que se diera a conocer el fallo, Marcos Lautaro Teruel pidió disculpas a las dos víctimas de abuso sexual, mientras que sus dos coimputados insistieron en su inocencia.

"Simplemente quiero pedir disculpas" a la víctima que era menor de edad al momento de los hechos, "a su familia", y "decirle que sea cual fuere el resultado de esto voy a seguir trabajando para reparar lo que haya que reparar y empezar a vivir de nuevo", expresó Teruel.

Las afirmaciones del imputado fueron formuladas este lunes, en el momento de las últimas palabras, antes del cierre del debate oral y público que desde el 27 de septiembre se desarrolló en el Salón de Grandes Juicios, en el edificio del Poder Judicial de Salta.

Teruel también le pidió disculpas a la otra víctima y a su familia, y aseguró que le "gustaría que comprendan que jamás tuve la intención de abusar de ella".

"Quiero pedirle disculpas a mi familia por todo lo que les he hecho sufrir, y agradecerles el sostén, en especial a mi vieja, que se quedó en mi casa llorando y Dios quiera que la pueda volver a ver dentro de poquito", concluyó.

La audiencia de debate contra Teruel, acusado en dos casos por abuso sexual, y contra Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, coimputados en uno de los casos, fue clausurada esta mañana por los jueces de la Sala III del Tribunal de Juicio, Carolina Sanguedolce, María Gabriela González y Pablo Farah, luego de que el fiscal penal Federico Obeid y ambas querellas desistieran del uso de las réplicas.

Teruel fue condenado por una causa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas, en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño.

En la segunda causa, Teruel fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas, en coautoría con Rodríguez y Farfán.

Durante los alegatos, Obeid requirió ante la Sala III del Tribunal de Juicio la pena de 17 años de prisión efectiva para Teruel, por ambas causas acumuladas, y 8 años de prisión para sus coimputados.

En tanto, las querellas pidieron al Tribunal la pena de 15 años de prisión efectiva para Teruel y la querella del segundo caso solicitó 10 años de prisión efectiva para Rodríguez y Farfán.

Tanto el fiscal como las querellas requirieron al tribunal que, en caso de que se dicte una sentencia condenatoria, se revoque la prisión domiciliaria de los coimputados y sean inmediatamente alojados en establecimiento carcelario.

En tanto la defensa de Teruel pidió que se declare la nulidad de todo lo actuado en lo referido a la primera causa, por considerar que, al momento de los hechos, la denunciante tenía 6 o 7 años y el denunciado 16 o 17 años, y planteó la incompetencia del tribunal de juicio y la remisión de la causa a un Juzgado de Menores.

Además, dejó planteada su posición en relación a la felatio, negando que esa acción habilite un encuadre en la figura del acceso carnal, y subsidiariamente, en caso de que se confirme la competencia del tribunal de juicio, sostuvo que se debería condenar a Teruel por el hecho reconocido de abuso sexual simple, delito al que le corresponde una pena de tres años de ejecución condicional.

En referencia a la segunda causa contra Lautaro Teruel, el defensor solicitó la absolución lisa y llana por considerar que no hubo dolo ni intención abusiva y, subsidiariamente, pidió al tribunal la absolución por el beneficio de la duda.

Por su parte, la defensa de Rodríguez solicitó la absolución lisa y llana de su defendido, al igual que en el caso de Farfán, cuyo abogado pidió subsidiariamente la absolución por el beneficio de la duda.

Antes de cerrar el debate, Farfán aseguró que "jamás" se desnudó frente a la segunda víctima, a quien "siempre consideré una gran amiga" y "estoy seguro que es una buena persona, a pesar de esto".

"Espero por mí, y por mi familia, que se haga justicia", concluyó el acusado.

En tanto, Rodríguez expresó que "cuando me senté a declarar tenía muchas cosas para decir de las cuales no dije mucho, por toda la angustia que me causó este proceso" y agregó que "se han dicho muchas mentiras en este debate".

Dejá tu comentario