Política | Máximo Kirchner |

Máximo: "Los números tienen que cerrar con la gente adentro"

Durante el acto que se realizó bajo el lema "Bancando un rumbo irreversible", el hijo de la Presidenta habló por primera vez ante una multitud de militantes, recordó a su padre y afirmó: "No hay apellidos milagrosos; hay proyectos de país". Las frases y las postales del encuentro.

Bajo el lema "Bancando un rumbo irreversible", el acto comenzó cerca de las 17 horas y reúne a una gran afluencia de militantes en el estadio Diego Armando Maradona, ubicado en Juan Agustín García y Boyacá, en pleno barrio de La Paternal.

Ante una multitud, el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, fue el encargado de cerrar el acto. Al tomar la palabra, recordó emocionado a su padre:  “La verdad es que me gustaría no estar hablando y que el que estuviera acá hablando sea Néstor”, comenzó. “Nunca conocí a nadie que le gustara tanto estar en un acto político como a él que disfrutaba de una manera única todos esos momentos”.

Pese a que se trataba de la primera vez que Máximo hablaba frente a tantas personas, se lo notó cómodo, sonriente y hasta saltando ante los cantitos de los militantes. “Imaginen que esta es la primera vez que tengo un micrófono delante, de esta manera”. Por eso, pidió “ayuda”: “Siento lo que siente mi hijo cuando le digo que camine y él recién está empezando a largarse a caminar”, bromeó.

Asimismo, aclaró: “Pero detrás de esto no hay especulación ninguna, sólo que es algo que le debía a muchos compañeros que siguen dando pelea y que tengo la seguridad de que van a estar siempre firmes a Néstor y Cristina”. Al respecto afirmó: “Mis compañeros son mejores que yo y no me da miedo decirlo. Para mí es un orgullo estar con ustedes, algo que nunca lo soñé”.

En ese sentido, sostuvo: “La vida siempre me da más de lo que espero. Tengo una familia hermosa, buenos amigos y compañeros, así como el orgullo de ver a Néstor y Cristina realizarse en la vida después de un esfuerzo terrible en el Sur, en una ciudad inhóspita como Río Gallegos”.

"Nuestro país tiene una oportunidad única, va a alcanzar el autoabastecimiento energético, uno con la gente adentro, los números tienen que cerrar con la gente adentro”.

"A Cristina, que el 27 de octubre de 2010 le tocó perder al compañero de su vida, le han hecho lo que no se animaron a hacer con ningún presidente de la Nación. Uno escucha que hay que respetar la autonomía de los kelpers, que hay que respetar la autonomía de la justicia de Estados Unidos… Pero, ¿cuándo van a empezar a respetar la autonomía de un pueblo que está cansado de que lo traten de bobo?”, enfatizó Máximo.

“Cuando uno ve las declaraciones de los dirigentes sindicales, devenidos en empresarios que agotada su representación política en la sociedad vuelven a apostar a la violencia y el medio. Bastantes problemas tienen nuestro país como para que ellos vengan a instalar miedo. No hay que tener miedo, hay tener conciencia, poner la otra mejilla como decía Néstor”, aseguró.

Y agregó: “Acá hay amor, hay gente que quiere seguir llevando adelante al país. Hay que redoblar los esfuerzos, casa a casa como hizo Néstor en 2009, cuando era consciente del doble juego de algunos y sin embargo salió a buscar los votos “.

Además, se refirió a “quienes critican el gobierno” y su presencia en los programas de televisión, “donde siempre dan el presente, todo lo saben y todo lo resuelven, pero después cuando los vemos gobernar pasa lo que pasó hace algunos años en Argentina”.

“Hubo gobiernos en la Argentina que con la policía matando en la calle, disparando a mansalva en autos de civiles, sin que hoy haya un sólo preso, se tuvieron que ir. Este gobierno pudo mantenerse y llevar adelante la política que está llevando”, declaró ante la multitud.

“La verdad que yo conocí siempre y vi como administro Néstor y también Cristina. Con racionalidad a la hora de administrar, fue una marca indeleble en cada una de sus gestiones”, destacó y añadió: “Esa marca indeleble parece que la oposición no la ve. Podrían ser más humildes. No molesta la crítica sino la soberbia y la falta de humildad a la hora de hablar”.

"Ojalá uno en su vida tuviese el uno por ciento de la voluntad que tuvo él, una voluntad inquebrantable"

También recordó al ex presidente: “Me hubiera gustado que este Néstor, que el que hable sea él. Es imposible no extrañarlo, como es imposible no verlo en la cara de cada uno de ustedes”, dijo emocionado.

En referencia a las críticas de la oposición, Máximo dijo: “Si Cristina está tan mal o es tan mala o no sirve, por qué si están tan interesados en terminar con esta experiencia política y acabar con el kirchnerismo, por qué no compiten con Cristina, le ganan y sanseacabó. No le tengan miedo a las urnas, a la sociedad. Vengo de una familia que se sometieron siempre a las urnas”.

“Pongamos en marcha esta caminata eterna de perseguir sueños, así parezca imposible hay que perseguirlos, ustedes me enseñaron a mí. Nuestro país tiene una oportunidad única, ha recuperado YPF, va a alcanzar autoabastecimiento energético, uno con la gente adentro, los números tienen que cerrar con la gente adentro”, aseguró.

“El futuro está ahí, construyámoslo, no dejemos que nos lo roben. La Argentina no debe ser patrimonio de los violentos. Cristina tiene toda la fuerza, no afloja, va para adelante y con el pueblo como bandera”, concluyó Máximo emocionado.

“Si Cristina está tan mal, por qué no compiten con ella, le ganan y sanseacabó. No le tengan miedo a las urnas".

También Juan Cabandié tomó la palabra y destacó el rol de la militancia. “Además de ser la juventud del Bicentenario está es la juventud que toma la posta y va a pelear por la Argentina”.

El diputado recordó a Soledad, la hija de Tití Fernández, quien falleció el 2 de julio en Brasil y militaba en La Cámpora. “Gracias a sus padres que están acá, por haber formado una hija militante y solidaria”, declaró.

Y agregó: “La juventud está para abrazar las causas populares, para ser solidarios y eso se hace con mucho amor, como el que nos enseñaron las Madres de Plaza de Mayo y las Abuelas, Estela, que luchó por el amor y encontró a Guido”.

Por último, el funcionario resaltó que nadie debe “destruir lo conquistado, tomar la asignación, las políticas de derechos humanos y robarnos el futuro”. Y añadió: “Tomemos el ejemplo del amor, de Néstor, que esta acá entre nosotros”.

Por su parte, la diputada nacional e integrante de la mesa de conducción nacional de La Cámpora, Mayra Mendoza, sostuvo que “el rumbo político del país que inició en el 2003 el ex presidente Néstor Kirchner y profundizó Cristina (Férnandez de Kirchner) es irreversible”.

Durante su discurso en el acto de La Cámpora en el estadio de Argentinos Juniors bajo la consigna “bancando el rumbo irreversible”, Mendoza manifestó que “ésta generación de jóvenes entiende la política sin especulaciones, se la juegan y somos los que vamos a seguir trabajando con cada vez más fuerza”.

En ese sentido, la diputada oriunda del municipio de Quilmes remarcó que los jóvenes “somos los responsables de seguir fortaleciendo cada agrupación política porque Néstor nos devolvió la política, la militancia y eso también es irreversible”.

Al finalizar el discurso ante miles de militantes, Mendoza los exhortó a los jóvenes al señalar: “Hagámonos cargo de nuestra historia porque el destino de la patria está en nuestro manos”.

El encuentro, convocado bajo la consigna "Bancando el rumbo irreversible", retoma las consignas de Néstor Kirchner al asumir la presidencia en 2003.

La previa

Previo al encuentro, algunos de los principales referentes de La Cámpora manifestaron sus expectativas para el acto, al que calificaron como "una bisagra".  Por su parte, el diputado nacional y secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, dijo: "Va a a ser una gran reunión de militantes con el objetivo es respaldar a Cristina (Fernández de Kirchner) y el proyecto político que ella conduce". 

Además, Larroque destacó que era una convocatoria relacionada con el futuro."No se podría pensar un acto de estas características si los participantes no se sintieran convocados hacia el futuro. Y respecto al título de la convocatoria dijo: "irreversible son las conquistas de este tiempo, pero también es irreversible la convicción de participar, de organizarse; no sólo de la militancia, sino también de un pueblo que tiene decidido no volver atrás".

Del mismo modo lo hizo el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, quien previo al acto destacó que "esta jornada es la síntesis de una juventud que demuestra que abraza las causas por las que esta patria se reconstruyó desde 2003".

"La juventud viene demostrando a través de la historia que está dispuesta a trabajar por la patria, el movimiento, porque entienden que el peronismo se da en ese orden", finalizó.

Por su parte, Cabandié aseguró que el acto iba a ser "una bisagra" para la agrupación y que amrcaría"un antes y un después" en la organización para "asumir la continuidad de este proyecto" y en defensa de la soberanía nacional.

En tanto, los militantes también se hicieron oír. Miguel, estudiante de enfermería de 22 años, viajó toda la noche desde Córdoba capital, junto con otros tres compañeros, para presenciar "un emotivo momento para todos los jóvenes que nos sumamos a la política con la convicción de que en los logros alcanzados por Néstor y Cristina no hay vuelta atrás".

Con 18 años, Oriana viajó desde Villa del Totoral, provincia de Córdoba, con un grupo de 40 personas que llegaron esta mañana y se volverán hoy mismo "con la certeza de haber cumplido con el objetivo de presenciar un acto masivo para los jóvenes de todo el país y la posibilidad de escuchar al Secretario de la organización, Andrés 'Cuervo' Larroque".

Dejá tu comentario