Sociedad | miedo | déficit habitacional | Villa 31

"Estamos con miedo todos los días a ver si van a venir a reprimir"

Alrededor de 100 familias, encabezadas en su mayoría por mujeres, acampan en un predio que funciona como basurero y, ante las amenazas de represión, reclaman al Gobierno porteño una solución habitacional.

El déficit habitacional en la Ciudad de Buenos Aires no es una novedad y las posibilidades de acceso a una vivienda, a un alquiler, son distintas para cada sector. Pero para los sectores populares, la sentencia pareciera repetirse, y solo a fuerza de lucha se ganan los espacios.

Esta tarde, alrededor de 80 mujeres y 175 niños se juntaron en el ingreso a la Fiscalia N° 11 de Beruti 3345, a cargo de la fiscal Valeria Messaglia para reclamar contra el desalojo de unas 100 familias que vienen acampando hace alrededor de 30 días sobre un basural, un sector de la Villa 31, barrio Mujica, en la zona conocida como "La Containera".

Se trata de "un terreno baldío que hace más de seis años está siendo usado como un basural por el mismo Gobierno de la Ciudad que, en la zona de autopistas dentro del barrio se derrumbaron muchas casas por la urbanización y todos esos escombros de esas casas terminaron en este predio que hoy en día es un depósito de basura. En estos 23 días que llevamos de toma y de lucha fuimos limpiándolo para poder seguir viviendo en este lugar", explicó a Infonews Rocío Ponce, referenta de "La Fuerza de Las Mujeres", nombre que le otorgaron a esta toma de tierras.

Rocío contextualizó la situación de muchas de las mujeres que hoy se encuentran en la toma: "Nosotras nos encontramos acampando. Somos alrededor de unas cien familias, la mayoría conformada por madres solteras, jefas de hogar, muchas de ellas huyendo de sus agresores porque son víctimas de violencia de género y que a la hora de alquilar, un alquiler para nosotras y nuestros hijos, nos piden dentro del barrio siempre los mismos requisitos: persona sola, pareja o sin chicos. A la hora de alquilar se nos complica muchísimo".

"Nosotras y nosotros", aclara la referenta, "porque hay compañeros que están en la misma situación de inquilinato y con la inestabilidad de trabajos precarios, independientes, por hora, que nos dejan sin una estabilidad económica y con pocas opciones de vivienda".

CABA: "Hay cerca de 10 mil personas en situación de calle"

En ese sentido, Rocío manifestó: "No tenemos una estabilidad económica para preguntarnos dónde queremos vivir sino dónde podemos vivir", y amplió: "Los costos de las habitaciones en el barrio oscilan entre los 8 y los 10 mil pesos por mes, habitaciones de 4x5 que obviamente no son suficientes para la capacidad de las familias, que son numerosas generalmente, que tienen alrededor de 3 o 4 niños por familia. Entonces tenemos la necesidad de alquilar entre una o dos, y la que llega a tres habitaciones, siempre y cuando consigan el mismo lugar para que la familia no se separe".

"Entonces nos encontramos en la necesidad de reclamar por un derecho, una vivienda digna, para nosotros y nuestros hijos e hijas", remató.

Ahora aguardan una respuesta por porte del Gobierno porteño, una respuesta que no sea represiva, ni cortoplacista, y que contemple el contexto completo.

"Estamos en la espera de una respuesta pronta del Gobierno de la Ciudad para nuestra situación, porque la única respuesta que tuvimos hasta el momento fue una intención de censo por parte de la Secretaría de Integración Social y Urbanización que trabaja dentro del barrio para conocer la situación particular de cada familia y poder sustentar a alguna con algún subsidio habitacional, que no es la solución porque el problema acá no es la plata (si bien sí ayuda a la situación, y de hecho muchas familias ya lo cobran) sino que a la hora de alquilar nadie te quiere alquilar", detalló.

A modo de presión y hostigamiento para quitarlas del predio en el que acampan, Rocío indicó que algunos comedores les han negado el alimento.

"Desde que estamos, el Gobierno porteño lo único que hizo fue oprimir con la fuerza de la Policía de la Ciudad, que está todo el tiempo hostigando, y el abandono por parte de los comedores que responden a la Secretaría y comedores de la zona que les negaron la comida a alrededor de veinte familias que están acampando en la toma y le negaron el derecho al plato de comida a veinte mujeres y a sus niños y niñas".

"Ahora estamos en la Fiscalía 11 tratando de acceder a una respuesta, ya que de parte de ellos nos llegó una intimación de desalojo de 72 horas el viernes 16, y el plazo ya se cumplió pero nada sucedió y seguimos con expectativa, esperando todos los días a ver si van a venir a reprimir o algo va a suceder y estamos con la incertidumbre y el miedo que nos provoca toda la situación", concluyó.

Dejá tu comentario