Mundo |

Los secretos de la Gran Pirámide, a punto de revelarse gracias a un robot

El robot se creó utilizando una impresora 3D. De esta manera se han podido imprimir aquellas partes más complejas que también deben ser las más resistentes.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds ha creado un robot que podrá analizar cómo fueron construidos los conductos de aire en la Gran Pirámide de Giza, un misterio que lleva décadas sin resolver. 

Djedi es un robot creado por un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds que podrá analizar el interior de los conductos de la Gran Pirámide de Giza y, además de ofrecerá pistas a los expertos sobre la construcción de la pirámide.

Djedi podrá viajar cómodamente por el interior de los conductos gracias a su reducido tamaño y su diseño y además está equipado con varias cámaras y un dispositivo ultrasónico que le permite analizar en qué estado se encuentran las paredes de piedra de los misteriosos conductos de aire.

El robot se creó utilizando una impresora 3D. De esta manera se han podido imprimir aquellas partes más complejas que también deben ser las más resistentes.

El robot tiene cuatro almohadillas que le sirven para adherirse a las paredes de los conductos y avanzar.

“Lo que hace nuestro robot utilizando cuatro almohadillas es adherirse a las paredes de los conductos y avanzar. El impacto de este método de trabajo en la pirámide es mínimo”, explica Jason Liu de la Universidad de Leeds.

“Los robots son el mejor instrumento para estudiar estos conductos aunque, si debo ser honesto, no creo que vayamos a encontrar un tesoro escondido en ellos. Eso pertenece al mundo de la fantasía”, asegura el experto Campbell Price.

Temas

Dejá tu comentario