Política | Opinión |

Lealtad es unidad

El titular del Consejo Nacional del PJ analiza la celebración del 17 de octubre en el contexto del próximo desafío electoral.

Se cumplen 73 años de aquella gesta única en toda América. Única no sólo por la movilización popular, sino también por el motivo que llevó a esa multitud, compuesta en su mayoría por trabajadores, que se contaban de a cientos de miles, a salir a las calles para pedir por la libertad del líder popular más importante de la Argentina: el entonces Coronel Juan Domingo Perón, que desde la Secretaría de Trabajo y Previsión Social había logrado revolucionar el campo de los derechos laborales y sociales.

Aquella jornada quedó inmortalizada y se la conoce como "El Día de la Lealtad Peronista".

Esa lealtad que el pueblo peronista le expresó a su conductor el 17 de octubre de 1945 y que dio nacimiento al movimiento político más importante de Latinoamérica, es la misma que hoy mantenemos los justicialistas con los principios doctrinarios que el General Juan Domingo Perón nos enseñó e inculcó.

El Peronismo irrumpió en la vida pública de la Argentina para llevar adelante la mayor transformación de la que se tenga memoria, imponiendo sus banderas de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política, para el bienestar de todos los argentinos.

La reacción no tardó, y a partir de los trágicos hechos de 1955, bombardeos a la Plaza de Mayo, primero, y derrocamiento del gobierno democráticamente elegido encabezado por el General Juan Domingo Perón, después, el país comenzó un camino sinuoso y descendente, en el que el Peronismo, proscripto para actuar en política y con su líder en el exilio, sobrevivió, a pesar de las persecuciones, cárcel y las muertes de compañeros, gracias a que en todo ese tiempo, 18 años, nos mantuvimos unidos y leales a Perón y a las bases doctrinarias de nuestro movimiento.

Esa lealtad al General Perón y la unidad partidaria fueron las que hicieron posible el retorno del líder del exilio y el posterior triunfo electoral, arrasador, de septiembre de 1973, donde el Justicialismo, como columna vertebral del FreJuLi y con la fórmula encabezada por el General Perón, obtuvo el 62% de los votos.

Para los Peronistas los términos lealtad y unidad históricamente fueron unidos, no concebimos uno sin el otro; eso es lo que hizo y hace al Justicialismo una fuerza política arrolladora; lealtad: al legado y obra del General Perón, y a la doctrina Peronista; unidad: del pueblo peronista en todas sus ramas.

Tenemos por delante un desafío electoral en el que se pone en juego el destino de la Patria; los argentinos elegiremos en 2019 si seguimos con este modelo conservador-liberal de ajuste salvaje; donde se privilegia la timba financiera y se benefician a los amigos con los mejores y más rentables negocios; donde se ha tomado al Estado por asalto y se lo pretende transformar en una empresa privada, en la que la planilla Excel tiene que cerrar en cero; donde el Presupuesto Nacional y las políticas monetarias y fiscales se confeccionan en una oficina en Washington.

O decidimos terminar con esto definitivamente y optamos por los que siempre tuvieron como premisa la grandeza de la Patria y la felicidad de su pueblo; los que pusieron por delante los intereses de la Nación y su gente por sobre los de los grupos de poder; los que privilegiaron trabajar por el bienestar de los trabajadores y el respeto de los derechos de los sectores más vulnerables.

Este es nuestro objetivo, y para eso debemos ser leales a nuestros principios y doctrina y unidos bajo la celeste y blanca y las banderas de de nuestro movimiento.

*José Luis Gioja es Presidente del Consejo Nacional del PJ. Vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación. 

Temas

Dejá tu comentario