Política | Padre Mugica | Hambre | Legislatura

Homenajes al padre Mugica en tiempos de pandemia

La vigencia de la palabra del sacerdote asesinado por la ultraderechísta Triple A, hace 47 años en una iglesia de Villa Luro, se multiplica en esperanza en las redes, las misas y los actos.

La dirigencia política dijo presente en redes sociales para homenajear al padre Mugica en un nuevo aniversario de su asesinato. Lo hicieron mientras se viraliza un video con un emotivo mensaje en tiempos de pandemia: "Son muchos los que hoy en nuestra Patria luchan con todo su corazón".

El jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, destacó en redes: "Hace 47 años era asesinado el Padre Carlos Mugica. Un hombre que expresó el amor real y verdadero por el prójimo, por los más humildes de nuestra Patria. Fue un peronista de ley porque jamás renunció a la esperanza y trabajó con el pueblo por el reconocimiento de sus derechos".

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reconoció a Mugica su “compromiso por el prójimo" y consideró que “su legado nos convoca a seguir trabajando por un país más justo y solidario”.

También se destacó el mensaje del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, al asegurar que "honró hasta su último día el compromiso con los más humildes" y remarcó que "su figura sigue convocando a luchar contra la desigualdad”.

El titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que “nos marcó para estar siempre del lado de las trabajadoras y los trabajadores de la Argentina”.

Por su parte, desde la legislatura porteña, la diputada Victoria Montenegro tomó las palabras dichas por el sacerdote en una misa y subió el video:

https://twitter.com/MontenegroViki/status/1392136366574735361

https://twitter.com/javieroandrade/status/1392113142168236046

QUIÉN LO ASESINO

Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe (1930-1974) perteneció al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, trabajó por la opción preferencial por los pobres, fundó la parroquia Cristo Obrero, (actual Barrio Padre Mugica, CABA) siendo uno de los fundadores del movimiento curas villeros. La organización de ultraderecha Triple A lo asesinó después de celebrar misa en la iglesia de San Francisco Solano, en Villa Luro. Entre 2012 y 2016 la justicia estableció que fue asesinado por esa organización. Mugica estaba acompañado de su amigo Ricardo Rubens Capelli. Fueron atacados con armas de fuego por varios hombres, entre los que la investigación judicial identificaría a Eduardo Almirón como autor inmediato. Mugica recibió 14 balazos de frente, mientras que Capelli recibió cuatro. Ambos fueron trasladados al hospital Juan F. Salaberry de Mataderos donde fueron operados por el doctor Marcelo Larcade. El propio Larcade ha relatado que Mugica insistió en que primero fuera atendido su amigo:Yo no quiero que me operes a mí antes que a él.

El 12 de julio de 2012 el juez Norberto Oyarbide emitió una declaración en la que hizo público que «Rodolfo Eduardo Almirón fue el autor inmediato del homicidio de Carlos Francisco Sergio Mugica, en el marco del accionar delictivo de la Triple A». Fundó su decisión a fin de «declarar la verdad de lo que aconteció, y así brindar una respuesta a los familiares de la víctima y a la sociedad». En ese expediente resultaron centrales los testimonios de Carlos Capelli y Helena Goñi, amigos y colaboradores de Carlos Mugica.

La investigación relativa al asesinato de Carlos Mugica integra una megacausa sobre los delitos presuntamente cometidos por la Triple A, imprescriptibles por haber sido declarados de "lesa humanidad". La causa estuvo en etapa de instrucción desde su reapertura en 2006, y en ella actúa como querellante la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Rodolfo Eduardo Almirón, sindicado como el autor material del asesinato de Mugica y jefe operativo de la Triple A, fue extraditado desde España y murió en la Argentina en 2009, tras haber pasado detenido en prisión un breve lapso y ser beneficiado con el arresto domiciliario.35

El 19 de febrero de 2016 la jueza María Servini condenó por el delito de asociación ilícita por haber pertenecido a la Triple A, a Jorge Héctor Conti, Carlos Alejandro Gustavo Villone, Julio José Yessi, Norberto Cozzani y Rubén Arturo Pascuzzi. En el juicio quedó acreditado que esa organización parapolicial realizó el asesinato del padre.

En abril de 2016 el fiscal Eduardo Taiano, pidió a la jueza Servini de Cubría, que se condene a Jorge Conti, Carlos Villone, Julio José Yessi y Rubén Pascuzzi, por cuatro homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad y lesiones graves. Uno de los cuatro homicidios es el de Carlos Mugica.La Fiscalía dio a conocer el pedido de condena en estos términos:

El 11 de mayo de 1974, después de las 20, Eduardo Almirón, secundado por Miguel Ángel Rovira, disparó cinco veces contra Carlos Mugica a metros de la iglesia San Francisco Solano. Junto a él se encontraba Ricardo Rubens Capelli, que sufrió lesiones graves por balas provenientes desde adelante. Así lo determinó el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°5 el 12 de julio de 2012, en el marco del expediente 14.905/2009, a través del testimonio de al menos cuatro testigos del homicidio que vieron también cómo los atacantes escapaban a bordo de un Chevrolet de color verde claro, que luego se identificó como robado.

MÁS ADHESIONES

A su turno, la diputada nacional y vicepresidenta del PJ, Cristina Álvarez Rodríguez, resaltó “el compromiso y vocación de servicio con los más humildes por parte de Mugica y remarcó: “Siempre levantando las banderas de la justicia social, nos marcó el camino: Tenemos que seguir trabajando por una Argentina más justa y solidaria”.

Asimismo, la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Horacio Pietragalla, escribió en su cuenta de la red social: “En el 47° aniversario de su asesinato, a manos de miembros de la organización parapolicial Triple A, recordamos al Padre Carlos Mugica, integrante del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, y su lucha solidaria y comprometida con los sectores más vulnerados”.

Dejá tu comentario