Oir Mortales | plataforma | Bandas | Música

Las bandas y solistas quieren una plataforma "más justa"

La música por streaming no es algo que haya nacido en pandemia pero sí es cierto que se convirtió en la única opción cuando todo se cerró por el covid y acá hay una idea para mejorarla.

La persiana musical pareció bajarse casi por completo cuando en marzo de 2020 se declaró la pandemia. Se suspendieron shows que ya estaban programados, se bajaron grabaciones de discos, videos e incluso participaciones en programas de tevé. Todo lo nuevo llegaría solo por plataformas de streaming (de las exclusivas para audio como de las que también soportan videos).

El consumo de una de las industrias culturales más importantes de toda la historia se vio mediado por las pantallas del celular, computadoras y televisores. Y ese monopolio del soporte, forzado por la situación del covid, dejó en evidencia las fallas que tiene: artistas, ya sean bandas o solistas, orquestas o instrumentistas, reciben migajas de la gran torta de dinero que generan. Por eso incluso mega estrellas como Paul McCartney salieron al cruce para exigir un cobro más lógico de lo que producen en plataformas como Spotify.

En ese contexto, y tras diferentes debates e intentos de construir algo que "funcione", llega Musica.ar, una plataforma nacional autárquica para la difusión y comercialización de la música argentina. "Tiene el objetivo de visibilizar las diferentes expresiones estéticas locales de todos los tiempos y otorgar a lxs músicxs una remuneración justa y favorable por la explotación comercial de su trabajo", destacan los impulsores Gabriel Lombardo y Nicolás Gort.

El proyecto propone un criterio de búsqueda local y contemporáneo, que otorgue visibilidad a las diversas expresiones estéticas que conviven en el territorio argentino. Además incluye la creación de un archivo sonoro y musical que recopile, catalogue y ponga a disposición las grabaciones sonoras y musicales de todos los tiempos.

Explicaron que es "un modelo de financiamiento mixto (Estado/Privados), en el marco de una entidad autárquica" y, según trascendió, el Ministerio de Cultura de la Nación ya reconoció cierto interés. La idea es "reflejar como contenido sustancial la ficha técnica de las producciones, a fin de visibilizar la cadena de valor que estimula la actividad musical".

Después de varios encuentros entre artistas conocidos la construcción del proyecto avanzó con una convocatoria general y pública dirigida a toda la comunidad de músicxs argentinxs. En pocos días se juntaron más de 1.500 adhesiones de todo el país y se decidió, entonces, fundar M.A.R. (Músicxs Argentinxs en Red), la herramienta política necesaria para organizar el trabajo. Con varios pasos realizados previamente se formaron comisiones que desde enero a marzo se dedicaron a pensar cada una de las áreas específicas que componen Musica.ar. La idea de hacer canciones, difundirlas de manera más justa y cobrar lo que corresponde por su comercialización es, ni más ni menos, la zanahoria que persiguen este grupo de artistas organizados.

Dejá tu comentario