Política |

Lobby de Repsol: Alberto Fernández se disculpó con los argentinos

El ex Jefe de Gabinete pidió perdón a los argentinos en tres oportunidades durante un programa que se emitió por la señal TN del Grupo Clarín. Las contradicciones entre sus declaraciones, el contrato que firmó y la definición de lobby.

El martes por la noche el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández pidió tres veces disculpas “a la gente”, por no haber aclarado que brinda servicios a la empresa petrolera Repsol, dos días después de que Tiempo Argentino consignara que el ex funcionario fue contratado como lobbista a un costo –IVA no incluido– de 25 mil pesos mensuales “en el área de comunicación estratégica y asuntos públicos” por la compañía española desde octubre de 2011, según datos de la propia firma. Las tareas de lobby se confirman en el contrato que firmó, ya que en los considerandos sostiene: “El cliente encarga al consultor, y este a la vez acepta, la prestación de los servicios de consultoría estratégica para el desarrollo de materiales de actualidad política parlamentaria y seguimiento de proyectos en el Congreso Nacional.”

“Si lo omití, pido disculpas, pero nunca se me cruzó por la cabeza que tenía que decirlo, porque nunca opino pensando en quién es mi cliente. Nunca en mi vida opino. Porque los consultores no somos lobbistas. A los consultores no nos meten una opinión para que la digamos. Escuchan nuestra opinión, que es algo distinto. Lo que hacen es decirme ‘decime cuál es tu visión sobre el contexto general que se vive’. Y yo doy mi opinión al que me contrata, y en público”, dijo Fernández ante Marcelo Zlotogwiazda y Ernesto Tenembaum en el programa Palabras más, Palabras menos de TN, la señal del Grupo Clarín.

El lunes 16 de abril por la noche, horas después de que el Poder Ejecutivo presentara el proyecto de ley para expropiar las acciones de YPF a la multinacional Repsol, en el programa Desde el llano del mismo canal, Fernández, entrevistado por Joaquín Morales Solá, opinaba: “Me preocupa el modo y la forma como el gobierno toma la decisión. Me recuerda cuando se tomaron los fondos de pensión. La medida fue vista como casi confiscatoria y aquí sucede algo parecido…”

Pero ni Fernández ni Morales Solá aclararon la labor del ex funcionario como consultor de Repsol. El martes pasado, Marcelo Zlotogwiazda le señalaba: “…La conclusión que un televidente promedio saca de tus intervenciones es que vos estás en contra de la medida adoptada por el gobierno en términos generales. Lo que se te cuestiona, uno de los asuntos que se te cuestiona, es que vos no hayas aclarado…” Fernández volvió a admitir: “Reconozco que puede ser interpretado de ese modo, y en ese caso me disculpo ante la gente. Pero yo dije lo que creo, francamente dije lo que creo. Si yo fuera un lobbista de YPF, verdaderamente es difícil de entender que yo vaya y diga, cuando YPF dice que todo esto es una… no una expropiación sino casi una…confiscación, que yo diga que el Estado argentino es soberano y puede hacerlo”. 

El ex jefe de Gabinete intentó defenderse alegando: “Hablé en un solo programa de televisión, que fue el de Morales Solá el día de la expropiación”. Y además, reaccionó ante la nota de Tiempo que puso de relieve sus servicios como consultor de Repsol: “No me desdigo de nada de lo que dije, sigo sosteniendo lo mismo. El Estado argentino tiene derecho y autoridad, es un Estado soberano y puede expropiar, y sigo agregando, mal que les pese a quien escribe y a los que se enojan conmigo, que entraron a buscar un contrato que ellos conocían, para maltratarme en Tiempo Argentino y con el grupo de, vamos a utilizar el término papagayo que tanto le gusta a la presidenta, de los papagayos oficiales que salen a cacarear detrás de la mentira de Tiempo Argentino”, trató de justificar.

Incluso, Fernández también mostró en el programa un artículo de la revista Noticias, según él, del año 2009, donde se mencionó su trabajo como consultor de la empresa, y afirmó: “Yo nunca tuve oculto nada de esto.” E insistió: “Si alguien se siente maltratado conmigo en su buena fe, pido disculpas”.  

Por último, Fernández se dirigió a la presidenta Cristina Fernández: “La presidenta tiene que saber que no me voy a callar. Definitivamente no me voy a callar. No, voy a seguir, no voy a tolerar callarme por su ley antiterrorista. No voy a tolerar que incluyan en un programa de computación, en una base de datos criminales, a dirigentes sociales que reclaman. No me voy a callar su mal manejo de la economía, que ha llevado a la Argentina de vuelta a tener déficit fiscal. No me voy a callar en denunciar que no solamente no acumuló un peso más de reservas sino que se están gastando las reservas del Central. Y no me voy a callar de decir que esto, como dije aquel día, la estatización de YPF no es suficiente para resolver el problema energético, definitivamente".

Nota de Tiempo Argentino

Temas

Dejá tu comentario