Política |

Un compromiso para defender los valores democráticos

La destitución del presidente Fernando Lugo, en la cual se ignoraron sus legítimos derechos al debido proceso y a la defensa en juicio, constituye una ruptura del orden democrático en la república del Paraguay que reviste una enorme gravedad institucional. Se trata de un avasallamiento de la voluntad popular que de ningún modo puede ser pasado por alto.

El proceso de integración regional, expresado en diversos ámbitos como Mercosur, Unasur, CELAC, tiene como condición ineludible la plena vigencia de las instituciones democráticas, y es por ello que nuestros países han adoptado mecanismos sobre Compromiso Democrático.

La decidida actuación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a pocas horas de la destitución y en sintonía con sus pares de la región, produjo un hecho sin precedentes de solidaridad y defensa de las instituciones democráticas en toda Latinoamérica.
La enorme preocupación que provocó el desenlace de la situación institucional del Paraguay motivó que en forma inmediata coordináramos esfuerzos entre ambas cámaras del Congreso de la Nación, para consensuar una declaración conjunta rechazando la situación de ruptura del orden democrático y de la voluntad popular.

Este pronunciamiento del Congreso es de singular importancia, no sólo por la aprobación unánime de esta declaración, sino también por la celeridad con que ha sido tratada, como lo exige la defensa irrestricta de la vigencia y consolidación de la democracia en el Paraguay y en toda la región, en cumplimiento del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático del Mercosur, el Protocolo Adicional al Tratado Constitutivo de la Unasur sobre Compromiso con la Democracia, y la propia Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos, entre otras.

En este sentido, la suspensión de la participación de Paraguay en la XLIII Reunión Cumbre del Mercosur, que se celebrará en Mendoza el viernes próximo, resulta acertada, y por ello hemos solicitado a los jefes y jefas de Estado que adopten todas las medidas que estimen adecuadas para afirmar las cláusulas de compromiso democrático vigentes.

Plantearemos también, en el ámbito del Parlamento del Mercosur, la necesidad de un tratamiento urgente de la situación, desplegando una activa labor para asegurar el cumplimiento del Compromiso Democrático que todos los estados hemos suscripto con la obligación de sostener la plena vigencia del orden democrático en la región.

Un análisis sereno y responsable de las circunstancias no puede menos que conducirnos a una acción concreta por las vías democráticas, institucionales y diplomáticas. Porque no podemos aceptar que ocurra este hecho en el ámbito de nuestra región, que luego de la larga noche de las dictaduras ha construido, con el compromiso y el esfuerzo de sus pueblos, jóvenes democracias que día a día exigen un renovado compromiso para su consolidación por parte de las instituciones republicanas, y muy especialmente de sus dirigentes.

Temas

Dejá tu comentario