Sociedad | Pueblos Originarios | Represión | Salta

Salvaje represión en Salta: hirieron de bala a un bebé

Los pueblos originarios locales están en alerta ante la posibilidad de que se recrudezcan los episodios de sangre a manos de la Policía provincial.

Al menos 18 personas fueron heridas con balas de goma, entre ellos seis niños y uno de ellos un bebé, como consecuencia de la represión policial ejecutada este último jueves en la Comunidad Guaraní Cheru Tumpa (Padre Dios), de la localidad de Colonia Santa Rosa, en el departamento Orán de la provincia de Salta.

La Comunidad permanece en estado de alerta y exige la libertad de la referente Yamila Veleizán, una de lxs tantxs detenidxs tras la represión y que fue trasladada a la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán. En tanto, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) señaló que el hecho de que fuera trasladada a un lugar a una hora de distancia de su vivienda es “un agravamiento” en su detención, según indicó la agencia Presentes.

Veleizán fue indagada y continúa detenida, imputada por los delitos de “resistencia a la autoridad y amenazas, usurpación, estafa y extorsión”.

La represión ocurrió en un terreno baldío ubicado en la entrada al pueblo, conocido como finca Manero, cuya propiedad es reivindicada por la familia. La Policía de Salta informó que el procedimiento, realizado cuando ya oscurecía se llevó a cabo en respuesta a una denuncia presentada en la tarde por una mujer que antes había enviado a un grupo de personas a cercar ese terreno, lo que despertó la bronca y reacción de los ocupantes.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) de Salta informó que en el caso interviene la fiscala penal Sofía Fuentes, de Pichanal, pueblo distante 30 kilómetros de Colonia Santa Rosa, de camino a San Ramón de la Nueva Orán, la ciudad cabecera del departamento Orán.

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir destacó que Veleizán “fue arrestada sin orden judicial, brutalmente golpeada y arrastrada y llevada a la comisaría n° 9 de Orán”, a “1 hora de distancia de la comunidad” que les “efectivos policiales que actuaron eran todos hombres incumpliendo la ley”.

La vocera y autoridad comunitaria Juliana Martínez Soria dijo a la agencia Presentes que abogados de Orán les informaron que Veleizán iba a estar detenida al menos 15 días.

“No queremos que ella esté detenida”, insistió Martínez Soria. Asimismo, señaló que hay policías que van a la Comunidad “de rato en rato”, en lo que interpretan como una clara intención de detener al cacique, Raúl Ceballos, “pero nosotros no vamos a permitir que lo lleven”, aseguró.

“Hay niños con marcas de bala de goma”

Ayer por la tarde la Comunidad recibió mercadería y el apoyo del Movimiento Evita. Jocha Castro Videla, referente de esta organización, calificó al procedimiento policial como “una cacería que recuerda los peores tiempos de Argentina”. “Vinieron en busca de los líderes y de la lideresa de la comunidad, vinieron a los tiros, se llevaron puesto todo, se rieron, los insultaron, con el objetivo de básicamente secuestrar y detener a los referentes, mburuviches, caciques. Se llevaron a una de las hermanas que es una de las referentas, tiraron la bandera de ellos, la pisotearon, los tiraron a ellos, los pisaron. Acá hay bebés con balazos de goma en la frente. Hay niños con marcas de balas de goma, mujeres grandes, mujeres embarazadas. Fue un atropello total lo que sucedió ayer acá”, describió. Insistió en que hubo una cacería, “vino la Brigada por los únicos dos accesos que tiene este terreno, a cazarlos, a atropellarlos”.

Martínez Soria sostuvo que detrás de las denuncias de la familia Manero y de la actuación policial hay una situación de discriminación hacia su Pueblo por su identidad indígena. Y añadió que la Policía “no respeta a las mujeres”. Despectivamente les dicen “chahuancos” o “cuñas”.

Este viernes, la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, requirió a la fiscala Fuentes información sobre estos hechos. En una nota la funcionaria nacional recordó que la “ocupación de las familias indígenas viene desde el año 2015”, a pesar de lo cual ahora “integrantes de la fuerza policial se hicieron presentes en el lugar sin exhibir orden judicial y dispusieron a desalojar con disparos de balas de goma a las 80 personas que se encontraban en el lugar, dejando como resultado a varios heridos, entre ellos a un menor de edad y la detención de la referente Yamila Veleizán”. Ayer también tomó intervención en el caso la delegación Salta de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Carne porcina: impactante denuncia sobre el acuerdo con China

Dejá tu comentario