Geekye |

¿Qué hay que saber para montar un ordenador sin fracasar en el intento?

La digitalización de la sociedad actual hace que muchos estudiantes y profesionales se planteen adquirir ordenadores potentes con los que desarrollar sus respectivos trabajos en menor tiempo. Sin embargo, los equipos que se ofrecen en el mercado no siempre se ajustan a las necesidades propias, lo que conlleva a una gran frustración, fruto de haber invertido un dinero considerable en algo que finalmente dista de cumplir con las expectativas iniciales.

La customización es un proceso de personalización que cada vez está cobrando más fuerza, incluso en el sector tecnológico. Actualmente, es posible montar un ordenador que se adapte más a nuestras necesidades, especialmente si es uno mismo quien se ocupa de efectuar su montaje, lo que es posible a través de guías como esta.

¿Qué ventajas tiene montarse uno mismo el ordenador?

Si el ordenador es de mesa, son múltiples los beneficios que aporta el montar un PC por piezas.

  • Precio competitivo y alto grado de personalización

El coste final del ordenador dependerá de la gama que se pretende conseguir, así como de la calidad de los componentes con los que se desea construir. No obstante, pueden encontrarse piezas a un precio mucho más económico comprándolas individualmente.

Esto permite a su vez combinar piezas más económicas y de segunda mano con piezas de precio más elevado (aquellas de las que se requiere más potencia), lo que resulta especialmente recomendable en ordenadores de alto rendimiento (como los utilizados en las Artes Gráficas), ya que precisan de características más específicas.

  • Actualización y recambio de piezas

El software avanza a pasos agigantados, tanto en lo que respecta a los sistemas operativos, como a las actualizaciones realizadas en los mismos navegadores. El caso es que la vida media de cualquier componente de ordenador no suele alargarse más allá de los 3 años (5 años a lo sumo).

Ante esta situación, el contar con un ordenador de mesa en el que cada pieza se ha integrado de forma individual, permite sustituir tanto las piezas obsoletas, como aquellas que comienzan a fallar. Mientras que, si el ordenador ha sido comprado de forma íntegra, el desconocimiento sobre sus piezas es mayor y la compatibilidad de una pieza de marca distinta a la del equipo original puede generar fallos en su rendimiento e incluso la imposibilidad de utilizarlo.

¿Qué componentes deben integrarse en el montaje?

Procesador

Es el cerebro del ordenador. Interpreta todas las instrucciones transmitidas a éste, además de gestionar y procesar los datos procedentes de los diversos programas.

Para garantizar que el ordenador tenga un buen rendimiento es necesario que la elección del procesador se realice teniendo en cuenta la placa, la memoria RAM y la tarjeta gráfica.

Si se escoge un procesador muy potente, pero la memoria RAM o la tarjeta gráfica no se han seleccionado consecuentemente a esa potencia, puede producirse una pérdida de rendimiento (lo que se conoce como “cuello de botella”).

Memoria RAM

Es la memoria principal de la computadora. En ella reside el almacenamiento de todos los datos y programas instalados. Su función como memoria a corto plazo se basa en mantener vigente toda la información procedente de cada una de las aplicaciones instaladas.

En el caso de ordenadores para “Gamers”, su función se basa en ejecutar juegos o programas con gráficos pesados, siendo en tales casos un mínimo de 8 Gb de RAM lo recomendable.

Disco duro (Hard Disk)

Los discos duros son dispositivos de almacenamiento de datos. En ellos quedan depositadas todas las imágenes, vídeos, documentos de texto, programas, juegos, descargas… que hayamos ido acumulando durante su tiempo de vida y uso.

Para conseguir fijar toda esta información, el disco duro almacena los datos a través de marcas magnéticas que efectúa en las pistas del plato que lo componen, de tal modo que la información queda registrada en formas de 0 y 1 (código binario), posteriormente interpretado por el sistema informático, que lee estos dígitos como información que luego retransmite en pantalla.

Tarjeta gráfica

Se trata de componentes instalados en las computadoras, concretamente en la placa base de éstas y compuestas por una unidad de procesamiento gráfica, que es la que permite generar imágenes, sobre todo gráficas 3D.

Para reforzar la RAM y el procesador principal, algunas tarjetas gráficas cuentan con su propia memoria, lo que permite liberar de parte del trabajo más arduo a la memoria RAM del sistema. Por esta razón, previamente a montar todo ordenador se debe asegurar que la tarjeta gráfica esté en consonancia con la RAM y procesador elegidos.

Cabe destacar que para aumentar la potencia de procesamiento gráfico debe instalarse más de una tarjeta gráfica.

Placa base

Es el último de los elementos principales que deberá tener el ordenador, junto con el sistema de refrigeración y la fuente de alimentación (la cual es indispensable, ya que se ocupa de administrar energía al equipo).

Tal y como su nombre indica, la placa base es el soporte sobre el que irá todo montado. En este caso, como se trata de un montaje customizado es vital comprobar su compatibilidad con los elementos que previamente se hayan comprado por separado.

También es interesante valorar el número de conectores con los que cuenta esta placa, además de si permite o no la instalación de una tarjeta gráfica adicional.

Dejá tu comentario