Subi un cambio | Renault | Conceptos | Videos

Renault Alpine A110-50, el regreso de un clásico

La compañía del rombo reflotó la mítica marca deportiva con un homenaje a su modelo más famoso. El resultado es un prototipo de 400 hp que, más allá de sus cualidades deportivas, anticipa el diseño de los próximos autos del rombo.

Al cumplirse 50 años del lanzamiento del Alpine A110, Renault creó un prototipo que homenajea al mítico deportivo. El nuevo rodado posee una carrocería fibra de carbono, tracción trasera, motor central de 6 cilindros en V y 3,5 litros, una potencia máxima de 400 hp, torque de 422 Nm y caja de cambios de 6 velocidades.

El vehículo fue bautizado como Renault Alpine A110-50 y reinterpreta el estilo elaborado por Laurens van den Acker para el concept Dezir. Si bien no se confirmó su futura producción en serie, anticipa el diseño -sobre todo el frontal- de los modelos futuros de la marca francesa.

La plataforma técnica, por su parte, es la utilizada por los autos de Renault en la competencia Mégane Trophy. La distribución de sus 880 kilos es casi ideal: el 47,8% del peso se ubica en la mitad delantera y el resto atrás.

Las llantas son de 21 pulgadas y las cubiertas, de marca Michelin, tienen medidas 245/35 21 adelante y 265/35 21 atrás.
Alpine fue una fábrica de autos deportivos, nacida en 1954, que en sus comienzos equipaba sus producciones con motores Renault.

Su modelo más exitoso fue, precisamente, el A110, presentado en 1962 en el Salón Internacional del Automóvil de París. La producción de ese rodado se extendió hasta 1973.

Alpine y Renault colaboraron de manera cercana y, en 1974, la marca del rombo adquirió a la primera, que había empezado a tener inconvenientes económicos. El último Alpine que salió a la venta fue el A610, que abandonó la línea de producción en 1994.

Dejá tu comentario