Oir Mortales | Roger Waters | Malvinas | Islas Malvinas

El día que Roger Waters dijo que "las Malvinas deben ser argentinas"

En una entrevista con un medio chileno, en 2012, el músico británico también criticó el imperialismo inglés.

Corría el año 2012 y Roger Waters se encontraba de gira por América Latina con su mega espectáculo The Wall, en el que retomaba la iconografía y, sobre todo, la música y el estirpe combativo de la obra más personal que grabó junto a Pink Floyd.

Filoso, de respuestas rápidas y con el aguijón siempre a punto, el músico británico se refirió en una entrevista a la cuestión Malvinas y con conceptos nada amistosos para con su país.

"¿Son británicas o son argentinas?", preguntó un periodista de la televisión chilena que lo entrevistó con motivo de su visita a ese país. La respuesta fue clarísima.

"Creo que deberían ser argentinas", disparó. Y profundizó luego sobre su posición respecto del dominio imperialista inglés.

Roger Waters dijo; "Las Malvinas son argentinas" - Roger Waters says; "The Falkland are Argentine"

"Fueron usadas por una cuestión política, primero por Margaret Thatcher y ahora por David Cameron. No hay nada que les guste más que ir al Parlamento y pararse con la mano en la cadera diciendo ´Las islas Falklands son británicas y siempre lo serán porque es algo primordial. Mientras ellos quieran ser británicos... una mentira´", arremetió.

"Estoy todo lo avergonzado que pueda estar por nuestro pasado colonial", continuó, y agregó: "No me enorgullece que durante los últimos 150 años el sol nunca se haya puesto en el Imperio Británico y hayamos estado afuera violando, ocupando y robando todo lo que pudiéramos de todo el mundo, lo más posible. Eso es lo que no me enorgullece de ser británico", abundó.

Malvinas: la carta del soldado que llegó demasiado tarde

Días después de la entrevista (y de una conferencia de prensa en la que también afirmó la soberanía argentina sobre Malvinas), Roger Waters aclaró su posición con un texto en el que, al fin y al cabo, ratificaba su posición, pero de forma menos directa.

"Mi posición es la siguiente", anunció. Y expresó: "La historia de las Islas es la historia de dos monarquías de poder colonial enfrentadas, Inglaterra y España. Así que las posiciones actualmente en conflicto entre Gran Bretaña y Argentina son la herencia triste de las, ahora muy desacreditadas, políticas imperiales de los monarcas europeos del siglo 16. La tragedia de 1982, cuando 900 jóvenes vidas se perdieron, fue causada por la locura de los dos líderes políticos, Galtieri y Thatcher, quienes perdían las riendas del poder y utilizaron el conflicto como una distracción. Ahora, treinta años más tarde el sonido del traqueteo de sables está aumentando de nuevo. Yo no soy un político o un diplomático, y no tiene fácil solución, pero estoy convencido de que es el momento de pedir la paz y buscar un compromiso, no empujar a la victoria. Al final, lo que realmente importa es que ninguna otra gota de sangre se derrame sobre el altar de las aspiraciones imperiales de los reyes muertos hace tiempo".

Dejá tu comentario