Sociedad | Running |

Vencer el desánimo corriendo

Así influyen los pensamientos negativos en el rendimiento de los corredores y qué recursos implementar para poder manejarlos.

“Los pensamientos negativos viven dentro de las personas. Lo importante es no luchar contra esas emociones, hay que aceptarlas, permitir que vengan y se vayan, pero nunca es recomendable luchar contra ellas. No funciona combatir los pensamientos negativos porque de esa manerase les aporta más atención”, sostiene Dra. Carla D'Aiello quien ejerce psicología deportiva en New Jersey (EE.UU.), es runner amateur y es columnista del segmento en Factor Running.

“Antes de una carrera la persona está ansiosa, asustada, tiene miedo… todo esto sucederá y lo importante es aceptarla venida de esos sentimientos y aprender cómo reaccionar cuándo esos pensamientos afloren –continúa la psicóloga-Es importante saber cómo reaccionar cuando el miedo aparece, y no permitir que el miedo lleve a la persona a sentirme paralizado”.

Seguramente muchos sentirán miedo antes de comenzar una carrera, pero no deben dejar que esa emoción los paralice. Como consejo, hay que reemplazar rápidamente esa emoción con afirmaciones positivas. “Se recomiendan hacer ejercicios de visualización, son sumamente poderosos porque tienen mucho impacto en la mente del corredor y pueden reemplazar esa emoción negativa instantáneamente. En el instante previo a la largada, las emociones comienzan a sobrepasar al atleta (música de fondo, conteo final, pulsaciones aceleradas…), pero es importante que el corredor no se aparte de su objetivo”, aconseja la profesional.

"Es importante saber cómo reaccionar cuando el miedo aparece, y no permitir que el miedo lleve a la persona a sentirme paralizado"

Lo recomendable, según la psicóloga, es entrenar también el momento previo a la largada. Una semana antes de la carrera hay que imaginarse bajo el arco de meta. Por ejemplo: A las 8AM cuando esté en la previa de la carrera voy a entrar en calor, respirar profundo, voy a visualizar la carrera y mantenerme en calma –algo difícil porque en el contexto de la carrera pasan muchas cosas y es difícil encontrar tranquilidad-, pero lo importante es que no “compres” ese momento, que no te salgas de tu “guion” y logres focalizarte en lo que planeaste para ese objetivo.

Una sensación recurrente antes de entrenar, es sentir un supuesto cansancio físico, desgano y hasta desanimo. Pero luego cuando salimos a correr, no dando oído a esas sensaciones negativas, de repente nos sentimos bien, y más aún, cuando llegamos lo primero que nos viene a la mente es: “qué bueno que al final salí a entrenar!”. Esta situación deja en claro que no siempre lo que viene de la mente es la verdad. ¡Que no decaiga!
 

Temas

Dejá tu comentario