salud |

Cinco raíces poderosas para la salud

El uso de plantas como remedio a enfermedades es el origen de la medicina. Lo curioso de todo es que este uso, en su origen, estaba vinculado a la magia. Lo cierto es que se ha demostrado científicamente que muchas plantas contienen principios activos que permiten curar determinadas enfermedades.

De hecho, la industria farmacéutica moderna, tal como la conocemos se ha basado en esos conocimientos para la síntesis y elaboración de medicamentos. No hay mejor ejemplo que la aspirina, un principio activo que proviene de la corteza del sauce. También la penicilina es un producto vegetal.

Raíces que curan

Los principios activos en las plantas se acumulan en diversas partes, desde la raíz, a las hojas. Desde tiempos inmemoriales el ser humano se beneficia de las virtudes de las plantas y, con el paso de los tiempos, los conocimientos se han ido perfeccionando y el uso de plantas medicinales se ha extendido considerablemente.

Bajo tierra, en las raíces de las plantas, se esconde una gran variedad remedios para la salud. Pero hay una serie de raíces que son muy poderosas para la cura o la prevención de diferentes enfermedades, que incluso han sido objeto de completos estudios científicos que corroboran estas propiedades. En este artículo queremos destacar algunas de las más importantes.

El poder del jengibre

Sin lugar a dudas, una de las raíces más utilizadas en todo el mundo es el jengibre. Sus propiedades son muy variadas: puede actuar como antiinflamatorio celular, activa los jugos digestivos, ayuda en los problemas de garganta, combate el envejecimiento temprano y también puede actuar como relajante cuando se llegan a altos niveles de estrés.

Suele utilizarse en tisanas, cortando en pequeños trozos esta raíz y haciéndolos hervir en agua, para consumirlo con una cucharadita de miel.

Poderoso ginseng

Se trata de una raíz utilizada desde hace siglos por su enorme nivel curativo. Puede curar infecciones, complicaciones cardíacas, estimula la concentración y previene enfermedades como diabetes y cáncer. Pero una de sus propiedades más destacadas es su capacidad de estimular la resistencia del organismo en situaciones de sobreesfuerzo.

De hecho, se realizó un estudio con 18 atletas jóvenes que tomaron una determinada cantidad de extracto de ginseng rojo coreano tres veces al día y detectaron que sus marcadores de inflamación eran significativamente más bajos que el grupo placebo, 72 horas después de realizada la prueba.

El regaliz y la piel

El regaliz es un remedio muy eficaz aplicado en la piel, para dermatitis y eccemas. A nivel científico, también se han realizado diferentes investigaciones, como la realizada por la Universidad de Minnesota que encontró que una sustancia que contiene el regaliz, llamada lsoangustone-A, logró reducir el crecimiento de las células cancerosas en pruebas realizadas en laboratorio.

Su utilización como golosina también ayuda al sistema digestivo y también es eficaz contra los dolores de garganta.

El ajo y sus propiedades

El ajo es mucho más que un condimento y ya en la Antigua Grecia, Hipócrates, considerado el padre de la medicina moderna, lo utilizaba para tratar distintas enfermedades. Su consumo habitual ayuda a mejorar la digestión, a absorber mejor los nutrientes de los alimentos y también mejor las funciones del páncreas y del hígado.

El ajo puede actuar también como antibiótico natural para tratar problemas pulmonares. También puede actuar de manera preventiva para futuros problemas de circulación de la sangre, gracias a sus alto nivel de vitamina B, un compuesto esencial que reduce el endurecimiento de los vasos sanguíneos, causa de trombosis o enfermedades de las arterias corononarias.

Los súper poderes de la cúrcuma

Otra raíz con innumerables propiedades medicinales y preventivas es la cúrcuma. Además de utilizarse como condimento y colorante en la cocina, mejora la piel y su elasticidad, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, es anticoagulante y reduce la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata.

Uno de los usos más habituales de esta raíz es para mitigar los dolores causados por el síndrome de túnel carpiano, una dolencia que afecta a la mano y su movilidad. También es un componente muy utilizado en cosmética, pues mejora la salud de piel y de cabello al evitar el envejecimiento y reducir arrugas superficiales. Más información sobre la cúrcuma se puede encontrar aquí.

Investigaciones científicas

Un dato muy interesante sobre la cúrcuma es que, en los últimos 40 años se han publicado la friolera de 5.000 artículos sobre ella. La mayoría de estas investigaciones se centran en la acción de la curcumina y concluyen que reduce la aparición de células cancerígenas en la boca, piel y el intestino, hasta el punto de considerarse un potencial agente quimiopreventivo del cáncer. Se ha demostrado que facilita la muerte prematura de la célula cancerosa y es capaz de inhibir las metástasis en numerosos tumores.

Son muchísimos los investigadores científicos que están poniendo la mirada sobre las plantas y su papel en la cura de enfermedades como el cáncer.

Temas

Dejá tu comentario