Sociedad | salud | COVID | hospital

"Hacer marchas o quemar barbijos es una falta de respeto"

Alberto Maceira advirtió, además, sobre el cansancio de lxs trabajadorxs de salud. "Estamos al 100 por ciento", alertó sobre la ocupación de camas.

El director ejecutivo del Hospital Posadas, Alberto Maceira, brindó este martes un panorama desolador sobre la situación que atraviesa el centro de salud del partido bonaerense de Morón al que asisten miles de personas del Conurbano. En medio del pico de la propagación de Covid en el AMBA y en todo el país, lamentó la falta de solidaridad con el sistema de salud de las personas que están en contra de la cuarentena.

"Nos pasa lo mismo que a todos y cuando llegamos a nuestro trabajo nos encontramos con la realidad del Covid, que nos desbordó, que nos pasó por encima. Todo eso al recurso humano lo afectó. Estamos muy cansados, trabajamos de 7 a 19, y los que hacen guardia se quedan a la noche. No vemos a la familia. La situación es compleja y a veces uno ve cosas en la tele que no son solidarias como salir a quemar barbijos o hacer marchas es una falta total de respeto al sistema que los está conteniendo. Ojalá nadie más se enferme pero si se llegan a enfermar van a llegar a un sistema de salud con la gente agotada", aseguró el médico. Su síntesis expresa una realidad cruel, donde por un lado hay gente poniéndole el pecho a la pandemia y otra negándola, a la vez, que propicia la escalada del virus con su accionar irresponsable.

Embed

En diálogo con el programa Ahora Dicen de la radio Futurock, Maceira se refirió además a la situación que atraviesa el centro de salud a nivel ocupación. “En esta época nuestro Hospital habitualmente está al 100 por ciento, la diferencia es que este año es que tenemos 70 camas más que hace cuatro meses. No todo es Covid, la gente se enferma de otras cosas. Hay pacientes de alta complejidad a los que también hay que darles respuestas. La semana pasada llegó un paciente con una mano amputada y tuvimos que reimplantarla. Estas cosas siguen pasando además del Covid. Por eso también la ocupación es plena", explicó.

Acerca de la saturación del sistema, el director ejecutivo del Posadas llamó la atención sobre un factor clave y sus posibles consecuencias: el cansancio. "El recurso humano está agotado. Teníamos 28 camas de terapia intensiva y hoy tenemos 90 casi con el mismo recurso humano. No es lo mismo, el desgaste es absolutamente mayor. Además nos enfermamos. Estamos muy cansados y cuando estamos cansados el margen de error se amplía", advirtió.

Hospital.Posadas.jpg
El Hospital Posadas está al tope de capacidad.

El Hospital Posadas está al tope de capacidad.

"Quienes trabajamos en el sistema de salud tenemos la soberbia de creer que no nos vamos a enfermar ni morir. Y de a poco reaccionamos. Tal vez haya sido tarde. El sistema no va a poder sostenerse en el tiempo y la gente se va a morir. Eso es lo que hay que evitar. Estamos en el límite superior, no hay más posibilidades de ampliación. Tenemos 120 camas y estamos usando 12 de pediatría para atender adultos”, describió.

Dejá tu comentario