Sociedad |

Barrick Gold: derramaron un millón de litros de agua con cianuro

En un comienzo la empresa aseguraba que el vertido de cianuro era de 224 mil litros. El relato de los pobladores en radio Vórterix.

La empresa Barrick Gold reconoció que el derrame de cianuro en la mina aurífera Veladero, alcanza al millón de litros. Ese dato, referido al vertido sucedido en el departamente de Jáchal, San Juan, supera ampliamente lo dicho en un comienzo, cuando la empresa informó que el derrame era de 224.000 litros.

Así lo afirmó Diego Seguí, abogado de los asambleístas de Jáchal, en radio América: "la  compañía reconoció que la cantidad de solución cianurada derramada es muy superior al detallado en aquel informe, de 224.000 litros”. 

Barrick Gold señaló que “la fuga de solución cianurada ocurrió debido a la falla de una válvula de venteo en una tuberíade transporte de dicha solución”. Cuando se denunció el derrame, en las redes sociales rápidamente se habló de 15.000 litros de agua y el informe preliminar presentado por la empresa hablaba de 224.000 litros de agua con cianuro, sin embargo ahora se supo que el vertido de es de un millón de litros, lo que genera un gran impacto ambiental y riesgo para la salud de la población.

El letrado contó que "el Río Jáchal desemboca en un dique y el cianuro se disuelve pero se riegan hectáreas", lo que contamina el agua que se consume en el pueblo. "El gobierno provincial mantuvo silencio desde el sábado y hay tres poblaciones que toman agua del río" agregó. @audio@

Tres días después de que se conociera la noticia del derrame, el Concejo Deliberante declaraba la emergencia ambiental, social, sanitaria, educativa y laboral. En tanto, la firma canadiense, mediante un comunicado, precisó que el derrame comenzó el sábado 12 de septiembre, a las 20 y no el domingo 13, a las 10, como había informado preliminarmente. 

“Cuando nos enteramos no sabíamos si bañar a nuestros niños, si tomar agua”

“Cuando nos enteramos no sabíamos si bañar a nuestros niños, si tomar agua” contó a radio Vorterix, Ana Valeria Ruiz, miembro de la Asamblea “Jáchal no se toca” a Radio Vortirw.

“Nos sentimos ninguneados por nuestros funcionarios y por la empresa. Queremos que se cierre la mina porque es nuestra fuente de agua. Los controles de gobierno no funcionaron. Ni si quiera se nos notificó a la población para que tomemos acciones preventivas” aseguró la mujer sanjuanina.

Según Ruiz, lo que pasó “este es un caso visible pero no es el primero ni el último. Hubo otro vertidos de sustancias en el río pero es sistemático el ocultamiento de información que existe”.

Temas

Dejá tu comentario