Sociedad |

Cómo elegir un anillo de compromiso

El anillo de compromiso es uno de los signos más preciados y recordados en una pareja. Un elemento de distinción y que quedará para siempre y con el que sellar una futura unión. Es por eso que un anillo de este tipo debe ser muy especial y su elección no ha de ser ni mucho menos fruto del azar.

El anillo de compromiso perfecto no solo dependerá de los gustos de cada uno, sino que irá en función de múltiples factores. Entran en juego la personalidad de los futuros contrayentes, su estilo de ropa o incluso su carácter. Aunque lo más importante es la carga simbólica y los sentimientos que generan un regalo como este.

Lo más importante de los anillos de compromiso Zaragoza son, por tanto, su significado. No en vano, se trata de una joya muy especial al tratarse del símbolo del vínculo que existe entre dos personas. Además, es una joya que pretende ser para toda la vida y una muestra del amor de la pareja. Un anillo de compromiso es, ante todo, una promesa de futuro por lo que, más que el aspecto económico, lo que importa es el sentimiento y el significado que se comparte.

Pero, además del significado, hay otros aspectos que resultan fundamentales para la elección de los anillos de compromiso más adecuados.

La gema a elegir

Las joyerías actuales ofrecen una gran cantidad de anillos de compromiso y en los que se pueden ver todo tipo de piedras y gemas. No obstante, si se tiene una piedra heredada de la familia también se puede ir al joyero para que este la engarce en otro anillo o la trabaje según los deseos.

El diamante es la piedra tradicional en los anillos de compromiso Zaragoza. Una piedra que suele ir con todos los estilos y que combina perfectamente con todos los conjuntos. Cuanto más puro sea el diamante, más bonito y caro será. La pureza debe ser igual o superior a SI2 para que las pequeñas imperfecciones de la piedra no puedan verse a simple vista.

Más económicos son los anillos de compromiso con piedras de colores. Aquí se pueden encontrar anillos con rubíes, esmeraldas, zafiros, aguamarinas, amatistas, entre otras. La esmeralda es la piedra más frágil, mientras que el zafiro es de las más vendidas en todo el mundo para los anillos de compromiso.

El color de la piedra también es un dato a tener en cuenta. El oro blanco está entre los más elegidos, ya que se puede combinar muy fácilmente. También tienen protagonismo el oro amarillo o el platino, este último con la ventaja de ser inoxidable y deteriorarse menos que el oro.

El engastado

Los especialistas aseguran que hay que prestar especial atención al engastado del anillo. El arte de engastar es el proceso que hace que la piedra se mantenga firme en su unión con el metal y no se desdibuje el diseño. En este sentido, para un anillo de compromiso que se va a llevar puesto a diario a la piedra no hay que darle demasiada altura, ya que de esta manera recibirá más golpes.

A este respecto, resultan muy interesantes las medias alianzas, joyas llenas de pequeñas piedras y que están muy de moda.

Los solitarios de compromiso

Un anillo solitario es un aro de metal, en la mayoría de los casos de oro, con una piedra preciosa que bien puede ser un diamante, un rubí, un zafiro o una esmeralda. La elección de una u otra piedra dependerá de los gustos de cada quien. Su nombre de solitario alude al hecho de tratarse de una joya que consta de una sola piedra.

Los solitarios de compromiso Zaragoza se han convertido en los últimos años en una de las joyas más vendidas para una pedida de mano. Desde siempre, los solitarios de compromiso personalizados han sido todo un acierto para este tipo de ocasiones. Una manera exclusiva y elegante de dar la perfecta representación de un vínculo amoroso.

La talla y el certificado de autenticidad

Pedir ayuda a las amigas de la novia o solicitar un anillo prestado son algunas de las estrategias que se suelen utilizar para saber la talla del anillo de compromiso. Un anillo debe quedar en el dedo cómodo, lo suficientemente ajustado para no caerse pero suelto para que pueda deslizarse y no apriete demasiado.

Por último, no hay que olvidar que el anillo de compromiso incluya su certificado de autenticidad correspondiente, sobre todo si se trata de un anillo de diamantes. Este certificado es el que garantiza la calidad de los diamantes engastados en la joya, especificando el número, la talla, el color, la pureza y el número de quilates.

Elegir un anillo de compromiso puede depender de muchos factores. No hay que dejarse llevar del todo por los precios, sino tratar de comprobar la calidad de los materiales empleados y escoger un modelo que tenga un significado especial para la pareja.
 

Temas

Dejá tu comentario