Sociedad |

Desalojaron a decenas de familias del Padelai

El gobierno porteño ofreció créditos a quienes tienen hijos y ayuda económica a las otras familias. Planean trasladar al lugar un ministerio.

Luego de una noche de tensión, gritos y un virtual estado de sitio en el cruce de las calles Balcarce y Humberto 1º, las negociaciones entre representantes del gobierno porteño y las decenas de familias que ocupaban el edificio de Padelai en el barrio de San Telmo llegaron a un punto de equilibrio y el desalojo se realizó a lo largo del miércoles de forma lenta pero firme, según lo dispuesto por la jueza Maria Lorenza Tula del Moral.

foto: Twitter
foto: Twitter

La situación alcanzó el pico de tensión a partir de las 4 de la madrugada, hora en la que estaba previsto que la Policía de la Ciudad desalojara el edificio. Sin embargo, la orden de no reprimir ni sacar a la gente por la fuerza primó debido a que entre las decenas de familias hay casi un centenar de niños y niñas.

Con las primeras horas de la mañana se ratificó el espíritu de diálogo y se la solución llegó, según trascendió, de la mano de créditos de vivienda para las familias con hijos y ayuda económica para los otros grupos familiares.

Cabe destacar que con fecha 3 de enero de 2017, la Jueza Maria Lorenza Tula del Moral, del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, ordeno que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, proceda al inmediato desalojo compulsivo, al cabo de un proceso judicial que, según los vecinos, está viciado de arbitrariedad y presiones por parte del propio gobierno porteño.

El Edifico Padelai data de 1887 y se encuentra emplazado en pleno circuito turístico de San Telmo. Estuvo habitado por las familias que hoy lo ocupan desde 1979 hasta 2003. En ese año fueron desalojados violentamente por el gobierno que conducía Aníbal Ibarra, quien ya acusaba peligro de derrumbe.

En ese entonces, no se hizo nada para acondicionar el edificio. En 2009, el Gobierno de la Ciudad le cedió el uso gratuito por 30 años a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo de España (AECID). A cambio, debían recuperarlo e instalar un centro cultural, pero el proyecto quedó trunco.

El 6 de mayo de 2012, atento a un acuerdo celebrado entre las familias y las autoridades españolas, y considerando que el inmueble se encuentra inscripto en el Registro de Propiedad Inmueble a nombre de las familias, volvió a ser ocupado tras un acampe de 9 meses en la vereda.

Temas

Dejá tu comentario