Sociedad |

El car sharing pisa fuerte en Milán

El sistema de autos de alquiler por poco tiempo pisa fuerte en Europa y se lanzó una nueva compañía, 100% italiana.

Desafiando a la alemana Car2go ("auto para ir"), esta semana debutó en Milán el car sharing ("autos compartidos") cien por ciento made in Italy. Un proyecto llamado Enjoy (disfrutar) que reúne, por primera vez, a las tres compañías italianas más importantes en temas de movilidad, y que reafirma la ambición del Viejo Continente por encontrar nuevas formas de transporte menos contaminantes y capaces de luchar contra uno de los enemigos públicos principales de nuestros tiempos: el tráfico.

La energética Eni, el símbolo por excelencia de los productos realizados en la península, la Fiat, y la compañía de bandera de trenes, Trenitalia, sumaron sus capacidades productivas para competir en el mercado del car sharing: un sector que resiste y crece a pesar de la crisis y que, en sólo cuatro meses, ya obtuvo más de 50 mil inscripciones en Milán.

El sistema es similar al experimentado por el Car2go, con alguna que otra diferencia que lo hace aún más simple. La inscripción es gratuita y, quien quiera alquilar alguno de los 650 autos del último modelo de Fiat 500 (en color rojo fuego y 50 de los cuales serán en versión L, con motores 1.2 a nafta y 1.3 con diesel), podrá reservar su vehículo online en el sitio <enjoy.eni.com> o con un smartphone a través de una aplicación ad hoc que permite, simplemente apretando una tecla del teléfono, que las puertas del vehículo se abran automáticamente.

El costo es de 25 centésimos de euro el minuto (cuatro centésimos menos del precio que ofrecen por una Smart los competidores alemanes, quienes, además, piden una cuota de inscripción de 19 euros), por los primeros 50 kilómetros, y, después, de 24 centésimos por kilómetro recorrido. Además, en el sistema están contempladas "las paradas", que cuestan 10 centésimos de euro por minuto.

Una vez finalizado el alquiler, el coche –que tiene permiso para entrar gratis en la llamada Área C, que delimita el centro histórico y que, para el resto de los autos, cuesta € 5, y para los residentes € 2– podrá ser estacionado sobre la líneas amarillas (disponibles sólo para que estacionen los residentes) o azules (los puestos con parquímetro), y en una serie de estacionamientos privados que adhirieron al proyecto.

"Estamos acercándonos a una idea de smart city (ciudad inteligente): queremos unir el auto compartido al tren", aseguró, durante el evento de presentación de Enjoy, el administrador delgado de las Ferrovías del Estado, Mauro Moretti. Para el manager, este es "un modo concreto para hacer que la gente entienda que es necesaria una nueva filosofía sobre cómo vivir la ciudad y desarrollarla", y enfatizó que la empresa "incentivará que se comparta el mismo vehículo entre dos o tres clientes, con descuentos sobre los precios, para crear una cadena de movilidad, también para los no residentes y los pendulares (quienes viven en la afueras de la ciudad y viajan cotidianamente a ella por trabajo)".

Festejando la buena nueva que confirma la caracterización de Milán como ciudad de tendencia, el intendente, Giuliano Pisapia, aseguró que "Milán es la ciudad europea en la cual el car sharing es más utilizado y este nuevo desafío, que llega de la mano de tres excelencias italianas, demuestra cómo pueden encontrarse nuevas ideas para una movilidad más sustentable".

El proyecto –que, según sus creadores, comenzará a genera dividendos en 2016– desembarcó en la capital de la Lombardía pero, próximamente, llegará a Turín, Roma y otras ciudades italianas, y demuestra la rentabilidad de un sector que crece al ritmo de la contaminación y que es una alternativa válida para disminuir el tráfico en el centro, uno de los principales problemas de la administración local.

También presente en la presentación del proyecto, el administrador delegado de Eni, Paolo Scaroni, subrayó estos dos aspectos al sostener que "creemos en las sustentabilidad ambiental" y vemos en esta inversión "una prospectiva de negocio". «

Empresas pujantes

El modelo de autos compartidos consiste en el alquiler de un vehículo generalmente por un período breve. Nacido en Suiza en 1987, en la actualidad, el sistema existe en más de 600 ciudades, y cuenta con más de 900 mil usuarios y con una flota de 30 mil vehículos en todo el mundo.

La empresa por excelencia del sector es la estadounidense fundada en 2000, Zipcar, que en Estados unidos y Canadá tiene 600 mil socios y que, en Europa, está presente en el Reino Unido y España.

En el Viejo Continente existen 40 operadores de car sharing que trabajan en más de 250 ciudades (Alemania, Holanda y Francia, entre otras), con una flota de más de 10 mil vehículos.

En Milán hay más de 6000 mil personas abonadas a Guidami-Atm (el car sharing de la Empresa de Transportes local) y más de 50 mil inscriptos a la alemana Car2go.

Según una proyección de la Agencia para la Movilidad, en la capital lombarda hay espacio para Enjoy y para un nuevo operador más, ya que la intendencia fijó un objetivo de 2 mil autos para satisfacer la demanda local.

Para ordenar mejor

El tráfico es uno de los problemas más apremiantes que tiene Milán. En enero de 2008, entró en vigor el primer "peaje ciudadano" llamado Ecopass, que imponía el pago de una suma a determinados vehículos para poder acceder a la zona de tráfico limitado (ZTL).

Esta norma fue sustituida, en diciembre de 2011, por la entrada en vigencia de la llamada Área C (que había sido aprobada en un referéndum ciudadano en junio de 2011) que impone nuevas tarifas para el ingreso al área del centro histórico (5 euros para los no residentes y dos para las personas que viven en la zona).

Los objetivos de esta medida (que se vuelven más a la portada de mano con proyectos como los del car sharing) son reducir el tráfico en la ZTL, potenciar y favorecer el desarrollo del transporte público, salvaguardar el derecho a la movilidad individual respetando el interés común, acumular recursos para dedicar a la movilidad sustentable y disminuir la contaminación acústica y atmosférica, entre muchos otros.

Temas

Dejá tu comentario