Sociedad |

Evaluación docente y calidad de la enseñanza, ejes de la educación PRO

Los perfiles de los integrantes de los nuevos gabinetes del área, tanto los funcionarios que Esteban Bullrich se llevó de la Ciudad a la Nación.

A un mes de la asunción de las autoridades del PRO en la Nación, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, todavía no se terminaron de armar los equipos de gestión de los ministerios de Educación respectivos –como ocurrió en otras carteras–, pero ya hay algunos nombres oficializados que, junto con las declaraciones de los funcionarios, permiten avizorar las políticas hacia las aulas que se verán en los próximos años.

Esteban Bullrich saltó de la cartera educativa porteña a la nacional con parte del equipo que lo acompaño en los últimos seis años, pero resignó a María Soledad Acuña, quien lo reemplazará en el cargo; y a Alejandro Finocchiaro, quién será el director general de Cultura y Educación de la gobernadora María Eugenia Vidal, consignó Tiempo Argentino.

Al Palacio Pizzurno, Bullrich se llevó de Ciudad a Diego Marías (ex director de Coordinación Legal e Institucional, ahora jefe de Gabinete); Max Gulmanelli (ex subsecretario de Gestión Educativo y Coordinación Pedagógica, designado secretario de Fortalecimiento Educativo); María de las Mercedes Miguel (ex directora de Planeamiento e Innovación Educativa, ahora secretaria de Innovación y Calidad Educativa) y Ana María Ravaglia (ex Unidad de Proyectos Especiales, ahora subsecretaria de Enlace Institucional). Otros que ya acompañaban a Bullrich y lo seguirán haciendo son Hugo Martini y Agustín Bavio, como asesores en comunicación, y Marcelo Cugliandolo, ex director General de Educación Superior de la Ciudad, desde ahora subsecretario de Políticas Socioeducativas. Los que se suman, algunos debutantes en la función pública, son el ex rector de la Universidad Nacional del Litoral, Albor Cantard, como secretario de Políticas Universitarias; el ex futbolista de Boca Juniors, Carlos Mac Allister, como secretario de Deportes; y Félix Lacroze, subsecretario de Coordinación Administrativa. Otros designados son Danya Tavela, subsecretaria de Gestión y Coordinación de Políticas Universitarias; Orlando Moccagatta, subsecretario de Deportes y Alto Rendimiento; Luis Mesones, de Educación Física; Gabriel Sánchez Zinny, en la dirección ejecutiva del Instituto Nacional de Educacion Tecnológica; Guillermo Fretes, como gerente general de Educ.ar; y Cecilia Veleda, a cargo del Instituto Nacional de Formación Docente.

De Fretes sólo se conoce que viene de ser gerente de móviles de Despegar.com, pero Veleda y Sánchez Zinny sí tienen antecedentes vinculados a la educación. La primera viene del área educativa del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC); y el segundo, aunque es economista, se especializó en la convergencia de educación y tecnología.

En Pizzurno también se oficializó la llegada de Elena Duro, proveniente de Unicef, para dirigir el proyectado Instituto Nacional de Calidad y Equidad Educativa; y de Claudia Romero, especialista en Educación y directora del área en la Universidad Torcuato Di Tella, como subsecretaria de Innovación y Mejora de los Aprendizajes.

Las primeras medidas adoptadas por Bullrich permiten advertir que dará una fuerte impronta al Consejo Federal de Educación, el órgano que lo reúne con sus pares de las provincias, y que –como ocurrió en la gestión de Alberto Sileoni– sirve para consensuar políticas generales que luego se bajan a cada distrito. Tan federal sería ese rol que la primera reunión se hizo el 29 de diciembre en La Plata y se anunció que la próxima será el 29 de febrero (fecha de inicio de clases) en Jujuy. En el encuentro inicial, además de las presentaciones, Bullrich anticipó "una serie de desafíos para los próximos años de gestión: fortalecer la formación y capacitación docente; garantizar la obligatoriedad de la sala de tres años en todo el país; mejorar los aprendizajes; crear un instituto de evaluación educativa; articular la universidad con el secundario y llevar Internet a todas las escuelas del país".

En la última semana, Bullrich visitó La Rioja, Catamarca, Mendoza y San Juan acompañado por Sánchez Zinny y Gulmanelli, y en todas esas provincias, al hablar con los medios de comunicación y funcionarios, insistió en la calidad educativa y el rol del docente. "Hay que volver a darle al maestro un lugar de privilegio dentro de la sociedad. Deseo poder aportar una gota del sudor de (Domingo F.) Sarmiento a la Nación Argentina", dijo por ejemplo desde las tierras sanjuaninas.

En los distritos porteño y bonaerense, la política educativa y los funcionarios todavía son una incógnita (de hecho, ni siquiera hay información en las páginas web). La ministra porteña Acuña es licenciada en Ciencias Políticas, viene de ser la subsecretaria de Equidad Educativa de Bullrich y antes había acompañado a Vidal en el Ministerio de Desarrollo Social. En la cartera educativa se le reconocen como propios los planes "Familias a la Escuela" y "Terminá la Secundaria", que propiciaba la finalización de estudios para adultos. Todavía se desconoce quién la secundará y en la primera reunión pública con los 17 gremios docentes por la paritaria fue acompañada por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, un hecho que algunos sindicalistas consideraron positivo, porque Mauricio Macri no lo había hecho en sus ocho años de gestión.

En la provincia, Vidal designó al ex subsecretario de Políticas Educativas y Carrera Docente de Bullrich, Finocchiaro, quien llegó al ministerio en 2011, pero ya había estado antes, hasta 2009, cuando debió renunciar por haber recomendado al acusado de espionaje Ciro James. Ahora como director general de Cultura y Educación, sus primeras declaraciones apuntaron a mejorar la evaluación de docentes, directivos y alumnos y a fortalecer la escuela pública. "Nosotros tenemos dos grandes misiones –anticipó–.

Una es volver a poner a la escuela en el centro de la escena, y la otra, jerarquizar a los docentes. Sin embargo, es importante que empecemos a tomar conciencia de que la provincia de Buenos Aires ha dejado de ser la hermana mayor rica del país. A nosotros nos es muy difícil decir que vamos a construir sobre lo construido, porque lo que hemos encontrado aquí es una carencia enorme de políticas educativas en los últimos años; es decir, necesitamos la ayuda de este Consejo, y necesitamos la ayuda de la Nación si queremos volver a poner en valor a la escuela. Ya hemos hablado con el ministro Bullrich y él nos ha escuchado."

Según supo este diario, como segundo de Finocchiaro irá Sergio Siciliano, otro ex funcionario de la cartera educativa porteña: dirigió el Instituto de Evaluación Integral de Calidad y Equidad Educativa. También preside La Generación, un grupo de debate de ideas del PRO. Como jefe de Gabinete de la cartera educativa bonaerense asumirá Javier Mezzamico, otro ex funcionario porteño, entonces como director general de Personal Docente y No Docente. Otros ya designados son María José García Santillán, subsecretaria administrativa, y Manuel Vidal, en Políticas Docentes y Gestión Territorial.

Presupuesto porteño

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta prometió a los 17 sindicatos docentes del distrito revisar la baja del presupuesto educativo, que pasó en diez años del 30 al 22%, y la falta de vacantes, que incumple el artículo 24 de la Constitución de la Ciudad.

Dialoguista

Esteban Bullrich lidió en los últimos seis años con los sindicatos docentes desde su cargo al frente del Ministerio de Educación porteño. Ahora en la cartera educativa nacional, los dirigentes le reconocen su disposición al diálogo (los convocó a reunirse al día siguiente de asumir) y que sea una persona accesible (suele dar un número de teléfono celular para que lo llamen sin intermediarios).

Paritaria: aún no hablan de números pero sí de pretensiones

Menos de 30 días hábiles quedarán para el inicio oficial de clases –el próximo 29 de febrero– cuando el ministro de Educación Esteban Bullrich y los cinco gremios docentes de alcance nacional vuelvan a reunirse la última semana de este mes, en el tercer encuentro por la paritaria. En las primeras dos citas –la última fue el jueves– no se habló de números, aunque sí de pretensiones.

Eduardo López, secretario gremial de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), contó a Tiempo que le plantearon al ministro que buscarán recuperar el poder adquisitivo arrebatado por la devaluación, la quita de subsidios al transporte y la suba de los servicios públicos y los combustibles. María Lazzaro, secretaria general adjunta del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), también habló de "una recomposición acorde a lo que se perdió". El viernes, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, sí dio un número y anticipó que solicitarán un incremento salarial del 35% como piso para 2016 y que no descartan el pedido de apertura semestral de paritarias. "Vamos a tener un año difícil para discutir la paritaria pero no vamos a resignar salario. No aceptaríamos ningún número por debajo del 35%", señaló la dirigente gremial en diálogo con Radio América. Consultado por este diario, Lazzaro también mencionó que en el encuentro del jueves todos coincidieron en que las reuniones serían más frecuentes que antes, que se buscará garantizar el inicio de clases el 29 de febrero y que en la próxima se buscará "no crear expectativas" sino delinear un número.

La paritaria nacional es clave porque sirve como referencia y piso para las que se realicen en cada provincia. Los dirigentes se llevaron el compromiso de Bullrich de discutir con el Ministerio de Economía el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias; la rectificación del decreto de necesidad y urgencia que retrotraía el Ministerio de Educación a épocas del menemismo; la continuidad de los planes sociales como el FINES, el Centro de Atención a la Infancia y de Atención juvenil; las orquestas infantiles y radios escolares.

Además de CTERA y SADOP, en las reuniones participan las conducciones nacionales de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET). Al margen de lo salarial, se conformará una comisión pedagógica educativa y del convenio colectivo. 

Temas

Dejá tu comentario