Sociedad |

La CHA responde al obispo argentino que critica a los gays

La Comunidad Homosexual salió a retrucar los dichos del obispo platense Alberto Bochatey, quien en diálogo con INFOnews aseguró que los fieles y practicantes con orientación homosexual, “no están en plena comunión con la doctrina de la Iglesia".

El Papa hizo la pregunta del millón: "¿Quién soy yo para juzgar a un gay?", se cuestionó Francisco luego de haber participado de las Jornada Mundial de la Juventud. Si bien párrocos y curas argentinos reconoce la importancia de su pregunta, el obispo auxiliar de arquidiócesis de La Plata, Alberto Bochatey habló con INFOnews y marcó la cancha acerca de la homosexualidad.  

“En la misa de los domingos hay más homosexuales que en los tablones de un partido de fútbol, y se los trata mucho mejor que en ese espacio deportivo”, aseveró Bochatey al tiempo que sostuvo que los fieles y practicantes con orientación homosexual, “no están en plena comunión con la doctrina de la Iglesia –al igual que una pareja que no está casada o un delincuente-. Por ello, no están espiritualmente preparados para comulgar, porque incumplen con la doctrina sacramental”.

Pero la polémica no terminó con los dichos del obispo platense. Ahora el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, difundió un comunicado oficial en el que responde a las expresiones que el religioso hizo a este medio.

“Lamentamos la postura de la Iglesia vaticana expresada por Alberto Bochatey, Obispo Auxiliar del Arzobispado de La Plata. No resulta una buena comparación una cancha de fútbol con una iglesia”, expresó Cigliutti. 

El obispo platense, segundo en el cargo luego de Monseñor Héctor Aguer, se refirió al matrimonio igualitario. Hasta no hace mucho “ninguna religión, ningún país y ningún continente” contenían la figura del matrimonio entre dos personas del mismo sexo. “Se vende que es así, que todos lo aceptan. Pero hay sólo siete países en el mundo que lo autorizan. La heterosexualidad es la orientación natural y que ninguna religión tradicional reconoce la homosexualidad”. 

“Esperamos que el Vaticano cambie la definición hacia nosotros/as, que causa mucha discriminación, dolor y violencia"

Al respecto, Cigliutti contestó: “Tiene que actualizar su información porque son 14 los países del mundo en los que existe la Ley de Matrimonio Igualitario. No fuimos ni seremos los violentos en la defensa de los derechos de nuestra comunidad. Hemos defendido con buenas políticas a nuestra comunidad y lo seguiremos haciendo. En Argentina denunciamos y presentamos querellas”.

El referente dentro de la diversidad sexual recordó en un comunicado “las actitudes violentas” contra las que ha tenido que luchar su colectivo. Y citó el caso del Cardenal Antonio Quarracino cuando quería “`encerrarnos en un ghetto´ y afirmaba que `los homosexuales son una sucia mancha en el rostro de la Nación´ o en el 2003 del entonces Obispo de Luján que dijo en plena misa que los homosexuales somos `dignos de muerte´.  

En este sentido, Cigliutti se manifestó a la espera de que “el Vaticano cambien la definición hacia nosotros/as como `desviación de la naturaleza´ o de `perversión´ que causa mucha discriminación, dolor y violencia hacia nuestra comunidad en todo el mundo. Y que le enuncie como es: una orientación sexual”.

Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, Secretario y Coordinador del Área Jurídica de la CHA manifestó: "El obispo Alberto Bochatey se identifica con las acciones del entonces Cardenal Jorge Bergoglio, ahora Papa Francisco, quien escribió en una carta difundida el 8 de julio de 2010, sobre una guerra santa de Dios, contra la Ley del Matrimonio Igualitario y que los gays éramos parte de un plan destructivo al plan de Dios. Resultan novedosas las declaraciones que intentan mejorar la posición de la jerarquía vaticana sobre la homosexualidad.

Temas

Dejá tu comentario