Sociedad |

Violento desalojo de Infantería en la comisaría 38 de Flores: hubo gases y palos

La fuerza de seguridad entró por la fuerza a la comisaría y la desalojó con gases lacromógenos.

Violento desalojo de Infantería en la comisaría 38 de Flores: hubo gases y palos
Violento desalojo de Infantería en la comisaría 38 de Flores: hubo gases y palos

La protesta de los vecinos de Flores por el asesinato del adolescente Brian Fernando Aguinaco terminó con fuertes escenas coronadas por violento desalojo que protagonizó el cuerpo de Infantería de la Policía Federal.

Tras una toma pacífica de la comisaría 38 por parte de familiares, amigos y vecinos del chico baleado, más gente se concentró frente a la seccional policial y se intensificaron las protestas, con cánticos contra la Policía y los gobiernos nacional y porteño.

Más cerca de la medianoche comenzaron a notarse algunas diferencias entre quienes participaban de la protesta y un grupo de vecinos se retiró ante lo que indicaron como la llegada de miembros de la barra brava de San Lorenzo.

Parte de quienes fueron sindicados como barras ingresaron a la Comisaría y rompieron parte de lo que encontraron en el lugar.

En tanto, familiares del joven asesinado pidieron "por favor a los vecinos que se retiren de la comisaría" para evitar incidentes.

La secuencia continuó con la llegada de Infantería y la mayor parte de quienes tomaban la comisaría ya afuera, incluídos familiares y amigos de Brian.

Ante el avance de la Federal, desde dentro, en tanto, arrojaron piedras, un matafuego y otros elementos. A eso la Policía respondió con una virulenta entrada a la seccional que incluyó gases lacrimógenos y palos.

En el contexto de la batalla campal algunos periodistas que estaban en el lugar recibieron piedrazos.

Brian Fernando Aguinaco,  de 14 años, fue baleado el sábado por "motochorros" en Flores y murió este lunes en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde se encontraba internado con muerte cerebral. 

El menor había sido internado en primer término en el hospital Piñeiro, donde fue operado a raíz de las gravísimas heridas por un balazo, y luego fue derivado al Gutiérrez.

El hecho ocurrió este sábado por la tarde cuando dos motochorros le robaron la mochila a una mujer que estaba en la vereda, en el cruce de las calles Asamblea y Robertson. Por allí pasaron en auto un hombre mayor con su nieto, Brian, quien iba a cortarse el pelo antes de Navidad.

Según algunas versiones el conductor del auto intentó frenar la fuga de los motochorros y estos dispararon a quemarropa, pegando una de las balas en la cabeza de Brian.

Temas

Dejá tu comentario