Mundo | Sputnik | adolescentes | Rusia

Rusia empezará a vacunar a adolescentes con la Sputnik V

El país europeo comenzará a vacunar contra el coronavirus a jóvenes entre 12 y 17 años, anunció este miércoles el director del Centro Nacional Gamaleya, Alexander Gintsburg.

Rusia comenzará a vacunar contra el coronavirus a adolescentes con la Sputnik V, anunció este miércoles el director del instituto estatal que desarrolló el fármaco, que también es usado y está siendo producido en la Argentina.

La decisión se anunció justo en momentos en que Rusia enfrenta un fuerte rebrote de coronavirus iniciado hace algunas semanas y atribuido a la variante Delta, que fue identificada primero en India y que es altamente contagiosa.

Desde hace nueve días seguidos, el país supera las 700 muertes asociadas al virus, y en dos ocasiones en lo que va del mes ha notificado más de 25.000 casos por jornada, una cifra que no se reportaba desde inicios de enero pasado.

El director del Centro Nacional Gamaleya, Alexander Gintsburg, dijo a la agencia de noticias rusa Ria Novosti que la vacunación de los adolescentes empezará cuando terminen las pruebas que ya se realizan sobre voluntarios de entre 12 y 17 años.

De los 100 participantes del estudio, 21 chicos y chicas recibieron el primer componente de la fórmula y sólo dos "levantaron una fiebre de más de 37 grados", dijo Gintsburg, informó Ria Novosti.

"Esta es una reacción normal, lo que significa que, perdón, no se inyectan solución salina, sino la vacuna. Si no la hubieran medido, probablemente no se habrían dado cuenta", dijo Gunzburg sobre el progreso de las pruebas.

"La vacunación contra el coronavirus de los adolescentes debe comenzar antes del 20 de septiembre", estimó.

El ensayo comenzó el 5 de julio en el hospital infantil ZA Bashlyaeva y el hospital infantil Morozov de Moscú, explicó.

Los voluntarios se sometieron a pruebas de PCR para confirmar que no estuvieran cursando la enfermedad y luego se les aplicó una dosis menor a la Sputnik V que se utiliza para adultos.

Sputnik y Sinopharm: células "killers" y defensa a largo plazo

La Sputnik V fue la primera vacuna contra la Covid-19 en ser registrada en todo el mundo, en agosto pasado, y desde entonces su uso ha sido aprobado y adoptado por unos 70 países, incluyendo Argentina y Brasil, donde vive un total de 3.500 millones de personas.

La vacuna aún no fue aprobada por la Agencia de Medicamentos Europea (EMA), el ente regulador de la Unión Europea (UE), ni por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el organismo de salud de la ONU.

El aval de la OMS es necesario para que pueda ser sumada a Covax, el programa auspiciado por la OMS para distribuir vacunas contra el coronavirus entre países de bajos recursos y compensar su criticado acaparamiento por parte de las naciones más ricas.

Sputnik V fue recibida con escepticismo fuera de Rusia hasta que su eficacia de más del 90% fue validada por la revista médica británica The Lancet en febrero pasado.

La variante Delta del coronavirus parece tener predilección por los no vacunados, y Gunzburg enfatizó que recientemente aumentó el número de niños con un curso más severo de la enfermedad que antes, y que por lo tanto "necesitan protección".

Días atrás, el Servicio Federal de Supervisión de la Protección y el Bienestar del Consumidor ruso o Rospotrebnadzor, advirtió que la población de adolescentes y preadolescentes es la más susceptible a la variante Delta.

Rusia registró 786 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que batió su propio récord por segunda jornada consecutiva y superó las 145.000, informó hoy el organismo ruso de lucha contra la pandemia.

Se trata de la novena jornada seguida con más de 700 muertes por coronavirus en Rusia, una marca que se superó por primera vez la semana pasada en medio de un fuerte rebrote en todo el país atribuido a la muy contagiosa variante Delta del virus.

El organismo ruso de combate a la pandemia dijo que en las últimas 24 horas se notificaron 23.827 contagios de coronavirus, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Los nuevos 786 muertos superaron los 780 informados ayer, cifra que hasta ahora era récord.

Rusia acumula 145.278 muertes por el virus, la mayor cifra para un país de Europa, y más de 5,87 millones de casos.

La capital, Moscú, figuró un día más como la ciudad con más casos y fallecidos, con 3.966 y 109, respectivamente.

A diferencia de algunos otros países golpeados por la variante Delta, en Rusia el incremento de casos se está acompañando también de altas cifras de muertes debido a que la población es altamente reticente a vacunarse.

Apenas el 13,1% de los 146 millones de habitantes de Rusia -o 18,9 millones de personas- está completamente vacunado con ambas dosis.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien se aplicó ya dos dosis de la Sputnik V, ha instado en repetidas ocasiones a la población a recibir alguna de las vacunas fabricadas por Rusia.

Rusia usa otras tres vacunas además de la Sputnik V, entre ellas la Sputnik Light, que es monodosis y fue aprobada en mayo pasado. Las otras dos son la CoviVac y la EpiVacCorona, aprobadas en febrero y octubre pasado, respectivamente.

El mes pasado, ante el avance de la enfermedad, Moscú y una veintena de regiones más de Rusia hicieron obligatoria la vacunación para empleados de algunos servicios municipales.

La ciudad de Moscú, además, restringió también el mes pasado el acceso a restaurantes y bares de personas que no puedan acreditar que están vacunados, que ya tuvieron la enfermedad o que no la tienen.

Dejá tu comentario