Economía | Subsidios |

Amplían la quita de subsidios a los barrios de altos ingresos y dependencias de la Ciudad

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, anunció una ampliación en la quita directa de subsidios y detalló los barrios de mayor poder adquisitvo que serán afectados, que también incluye a las dependencias del gobierno porteño. El funcionario aclaró que aquellos que lo necesiten, podrán pedir mantenerlo. El recorte significa un ahorro de 367 millones de pesos.

El plan para ampliar la quita directa de subsidios en diversos barrios de altos ingresos de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires contempla “aquellas zonas que son exactamente inobjetables”, explicó el ministro.

“Inicialmente, por las razones que explicó (el ministro de Economía, Amado) Boudou, se le va a quitar el subsidio a todos los edificios públicos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires”, aseguró De Vido.

La razón está fundamentada en que el ABL “aumentó en el orden del 167%”, mientras las tarifas se mantuvieron congeladas. “La ciudad de Buenos Aires paga 10 millones, cuando tendría que pagar 64 millones”, indicó De Vido, para quien luego del último aumento del ABL “son inmerecidos los subsidios”.

En ese marco, el ministro explicó que, a pesar que otras ciudades reciben un subsidio en las tarifas, estas “no tienen el ingreso per capital de la Ciudad de Buenos Aires”.

Por otra parte, el ministro anunció el recorte de subsidios en los barrios de altos ingresos. Las zonas incluidas de Capital son: Belgrano R, Retiro, Alto Recoleta, las Torres Catalinas y todas las torres con "amenities" (de lujo) en Nuñez, Belgrano y Palermo.

En el Gran Buenos Aires, los barrios pudientes a los que se les quitará el subsidio son: la Horqueta de San Isidro; Barrancas de San Isidro y Punta Chica, en el partido de Tigre.

El anuncio comprende la quita de subsidios a los servicios de luz, gas y agua, a 28.604 usuarios de la zona norte porteña y el conurbano bonaerense, además del alumbrado y edificios públicos de la Capital Federal, lo cual implicará un ahorro de 367 millones de pesos.

Por su parte, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, precisó que hasta el momento "hay 15.100 adherentes" a la renuncia voluntaria de subsidios y afirmó que el mecanismo contempla  que “los usuarios que están dentro de estas zonas, que estén en las generales de la ley, puedan solicitar que se les mantenga el subsidio”. 

“Este redireccionamiento tiene dos ejes conductores: por un lado mejorar la equidad en el uso del presupuesto público y, por otro, mantener la competitividad”, agregó Boudou. Asimismo, detalló que, al hablar de competitividad, este Gobierno “no mira sólo las empresas y sus costos sino que, primordialmente, tiene que ver con el sostenimiento del mercado interno”.

Temas

Dejá tu comentario