Sociedad | Susana | Viajó | cuarentena

Viajó y se cayó: Susana Giménez sufrió un accidente hogareño

La conductora macrista tuvo que asistir a una guardia en Uruguay, donde viajó en pleno aislamiento social y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Susana Giménez no pega una. Primero se fue de Argentina en plena pandemia, un hecho absolutamente legal pero reprochable desde lo moral. Viajó a Uruguay, y de inmediato se desató un foco de contagio de covid-19 en Rivera, frontera con Brasil. Y ahora, en vuelta en polémicas, se pegó un fuerte golpe en su casa.

Parece ser que durante la madrugada del jueves sufrió un accidente doméstico en su casa de Punta del Este, y terminó en el Sanatorio Cantegril, de Maldonado. Allí quedó internada por una luxación en el codo izquierdo.

El director del nosocomio, Elbio Paolillo, dijo que “se encuentra bien, ya está despierta", y que le practicaron “un procedimiento de reducción de una luxación". Es decir, la anestesiaron en forma total y le volvieron a colocar el codo en su lugar. “Por suerte, no hubo fractura”, dijo el médico.

¿Cuántos años cumple realmente Susana Giménez?
Viajó y se cayó: Susana Giménez sufrió un accidente hogareño

Viajó y se cayó: Susana Giménez sufrió un accidente hogareño

“Susana se cayó llevando a Rita (la perra que adoptó en cuarentena). Estaba con un bolso y una cartera, tenía pantuflas, y cuando quiso subir una escalera, se tropezó”, contó su hermano menor, Patricio Giménez.

Con Patricio, Susana viajó a Uruguay el sábado 23, en un vuelo privado, y en pleno aislamiento por la cuarentena. "Pedí permiso (para viajar), por supuesto. Tengo residencia porque tengo casa acá, personal que pagar sueldos y estaba muy preocupada. Me parece que después de 65 días encerrada en mi casa sola, tenía derecho a venir acá”, argumentó Giménez.

“Llené más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el comunismo”, disparó. "Tengo miedo de que digan que va a haber 15 días más. Estuvo bien hacer la cuarentena rápido porque se ahorraron muchas desgracias, pero ya basta”, opinó.

Tuvo tiempo de destilar sus "reflexiones" al decir que: “(Alberto Fernández) actuó muy bien al principio de la pandemia, pero ahora está pasado y debe estar muy presionado por La Cámpora, supongo. Le dicen lo que quieren hacer ellos, me da la impresión. Ojalá me equivoque y Alberto tenga carácter para hacer lo que se le da la gana a él y no lo que le dicen (...) Él no es populista, en el fondo de su corazón”. Habló también de que “abrieron las cárceles” (SIC), y que “los chorros están afuera y nosotros adentro” (SIC), y remató con el clásico: “Tengo miedo de que nos quieran convertir en Venezuela”.

Dejá tu comentario