Alucinema | Terror | Cine | Misiones

"Los que vuelven": explotación y terror en la selva misionera

El nuevo film de la argentina Laura Casabé es un retrato de época que aborda, en una atmósfera fantástica, el rol de las mujeres en una sociedad patriarcal. La película acaba de estrenarse en la plataforma de Cine.Ar.

A contramano de lo que marca su historia, en los últimos años el cine argentino viene incursionando fuertemente en el género de terror. Las propuestas son múltiples y dispares, pero están hermanadas por su osadía narrativa. Películas como Aterrados (2018, Demián Rugna), Muere, monstruo muere (2019, Alejandro Fadel) y la reciente Matar al dragón (2020, Jimena Monteoliva) nos revelan la pulsión local por contar historias que respetan los convencionalismos del género, pero evitan sus lugares comunes. Si pensamos que el cine fantástico y de terror necesita reinventarse constantemente para seducir a un público que ya que conoce sus mañas, eso no es poca cosa.

En sintonía con estos aires de renovación en el cine argentino, acaba de estrenarse en la plataforma de Cine.Ar Los que vuelven, de Laura Casabé (El hada buena, una fábula peronista, La valija de Benavidez). La historia está ambientada en la selva misionera a comienzos del siglo XX y tiene como personaje central a Julia (María Soldi), la esposa del patrón (Mariano, interpretado por Alberto Ajaka) de una finca donde se cultiva yerba mate. Mientras los hombres se dividen claramente en dos roles, los explotadores (el dueño de las tierras y sus secuaces) y los explotados (los campesinos que trabajan a destajo en la plantación), las mujeres respetan esa lógica del capital pero con algunas licencias.

Así, a punto de parir y sin renunciar a sus privilegios de clase, Julia siente una secreta atracción por Kerana, su sirvienta guaraní. Sin embargo, sus deseos quedarán abruptamente relegados porque su apacible vida será sacudida por una tragedia: su bebé nace muerto. Desesperada, la protagonista le pide a la selva, representada por una mítica figura que los guaraníes llaman La Iguazú, que reviva a su hijo. El milagro ocurre, pero sus consecuencias son catastróficas.

Los que vuelven es una película de terror rural, cuya ambientación en la frondosa selva misionera constituye uno de sus mayores aciertos, porque le aporta a la historia un marco absolutamente cautivante. En esos improvisados caminos en medio de la vegetación, las fuerzas sobrenaturales se vuelven implacables para cualquier humano. Sin embargo, más que apelar a escenas que inquieten al espectador con sonidos repentinos o entidades siniestras, la realizadora Laura Casabe decide poner el foco en otra lugar. Sin abandonar el género fantástico, su intención es indagar en el rol de las mujeres en una sociedad estrictamente patriarcal, la posibilidad de renunciar a la sumisión y pasar a la acción. Acá reside lo más interesante de Los que vuelven, porque en definitiva se trata de un film de época que logra dialogar con los cambios sociales de nuestro tiempo.

También vale decir que la película de Casabé, probablemente, no llegue a convencer al espectador más exquisito del cine de terror o fantástico. La falta de un giro argumental que le de aire en la recta final, ese golpe de timón tan necesario para la dinámica del género, brilla por su ausencia. Tal vez se lo chupó la selva.

Los que vuelven Argentina. 2020. 92’. Dirección: Laura Casabé. Guion: Lisandro Bera, Paulo Soria, Laura Casabé. Elenco: María Soldi, Alberto Ajaka, Lali González, Javier Drolas, Edgardo Castro, Cristian Salguero.

Dejá tu comentario