Política | trabajadoras | paritarias | casas

Trabajadoras denuncian que aún con paritarias no les alcanza para comer

Son trabajadoras de casas particulares, quienes con el nuevo aumento cobrarían alrededor de los 200 pesos la hora (siempre que estén registradas, claro).

Un aumento salarial del 42% suele ser una buena noticia pero para ellas, las trabajadoras de casas particulares, tiene gusto a poco. Porque, claro, con este nuevo número la hora de trabajo pasaría a ser de 200 pesos y sigue siendo crítico.

La noticia se conoció anoche: entre la Comisión Nacional de Trabajo en Casas particulares y las cámaras empresarias acordaron el porcentaje que se abonará en cuatro cuotas, sumado al pago del uno por ciento anual en concepto de antigüedad y un incremento por zona desfavorable del 2 por ciento.

Desde la agrupación de trabajadoras organizadas denunciaron que ese aumento en cuotas "resulta nuevamente ofensivo para un colectivo de mujeres que permanecen en la línea de indigencia". "La canasta básica está por arriba de los $60.000 mientras nosotras estamos condenadas a cobrar $200 la hora en el mejor de los casos, pero sabemos que no es la situación de la mayoría porque alrededor del 70% de las trabajadoras de casas no estamos registradas", planteó María del Carmen dirigente de la agrupación Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha.

En esa línea, la dirigente subrayó: "Muchas de nosotras terminamos en los comedores populares porque con estos salarios no nos alcanza para darle de comer a nuestra familia. Exigimos entonces un aumento del 100% de nuestros ingresos, seguro al desempleo, vacunas para todas y acceso a la jubilación para todas".

"Para llevar a fondo nuestros reclamos necesitamos un sindicato que nos represente y defienda nuestros derechos. Por eso estamos trabajando en la conformación urgente de nuestro sindicato, dirigido por y para las Trabajadoras de Casas Particulares", concluyó María del Carmen; mientras la referente del Plenario de Trabajadoras del PO, Vanina Biasi, agregó que “este gobierno se jacta de ser el gobierno de los derechos de las mujeres, pero condena a la pobreza a miles y miles de jefas de hogar como son las Trabajadoras de Casas Particulares".

Dejá tu comentario