Política | Trabajo Esclavo |

Cómo sigue la investigación por la muerte de dos nenes en un taller ilegal de Flores

El juez Canicoba Corral investiga la muerte de dos menores en el sótano de un taller clandestino de costura. Qué dijo.

Orlando Camacho, de 7 años, y su hermano Roberto, de 10, murieron el lunes carbonizados en el sótano de un taller clandestino de costura, en Flores. Sus padres estaban esclavizados en el lugar. El juez Rodolfo Canicoba Corral quedó a cargo de la causa que investiga lo sucedido.

"Las víctimas no reclaman porque probablemente están mejor que en su país de origen", aseguró esta mañana el juez en declaraciones radiales.

Las redes de trabajo esclavo someten a miles de inmigrantes que llegan al país en busca de una mejor calidad de vida. A las personas esclavizadas les retienen el documento, los hacen trabajar durante más de doce horas –sin dejarlos salir a la calle- y viven bajo amenaza.

"Las marcas dicen desconocer cómo trabajan los talleres”

"Me da la sensación de que es un grupo organizado" el que somete a costureros inmigrantes, aseguró el juez Canicoba Corral.

Luego de la muerte de dos menores en Flores, la justicia penal ordinaria investiga la muerte de los niños y las heridas que sufrieron sus padres, quienes fueron trasladados al Hospital Alvarez.

“En lo que me compete siempre hemos trabajado con responsabilidad" aseguró Canicoba Corral para quien "habría que pensar algo con los países de origen de los trabajadores" para encontrarle una salida al problema de la esclavitud en el siglo XXI.

Responsables

El 24 de septiembre de 2014 La ONG La Alameda, que lucha contra la esclavitud y la trata de personas, presentó ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), que depende de la Procuración General de la Nación, una denuncia contra 40 talleres clandestinos.

Entre ellos figuraba el de Páez 2796, que se incendió el lunes. La denuncia fue recibida por el fiscal Marcelo Colombo, titular de PROTEX, quien ordenó una serie de inspecciones. Pero la Ciudad no realizó ningún control en los talleres denunciados.

“Recibimos una constancia del GCBA de que ese lugar no había sido inspeccionado” aseguró esta mañana el fiscal en diálogo con Dadyman por radio América.

En referencia a la denuncia que presentó La Alameda en septiembre de 2014, el fiscal precisó que de los cuarenta talleres denunciados “sólo 17 habían sido inspeccionados”. La Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad es el ente encargado de realizar los controles en los talleres apuntados por trabajo esclavo que, claro, no se realizaron.

La Alameda denunciará al gobierno porteño por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“Investigamos estos casos desde 2008 y no todo taller clandestino es un caso de explotación. Esta es una primera complejidad a despejar” agregó el fiscal a cargo de una unidad encargada de la investigación de trata y explotación laboral.

La ONG La Alameda hizo público el largo listado de marcas que trabajan con talleres que esclavizan gente. Son marcas conocidas que desde hace años están instaladas en el mercado. “Ellos dicen desconocer cómo trabajan los talleres” que contratan para confeccionar sus prendas, finalizó Colombo.

Por su parte, los legisladores porteños José Cruz Campagnoli, Claudia Neira y Gabriela Cerutti presentaron hoy tres pedidos de informes al Ejecutivo de la Ciudad para conocer si funcionaba un taller textil clandestino en el inmueble situado en el barrio de Flores.

Dejá tu comentario