Mundo | Trump | Estados Unidos | Derechos Humanos

El país de la libertad: vuelven las ejecuciones federales a EE.UU.

Hacía 17 años que no se llevaban a cabo pero en las últimas horas el Tribunal Supremo de Justicia autorizó a la Casa Blanca volver a esa práctica.

Apenas seis horas después de haber recibido autorización del Tribunal Supremo de Justicia de los Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump aplicó la primera ejecución federal en ese país tras 17 años. La víctima de la medida fue Daniel Lewis Lee, condenado por tres asesinatos llevados a cabo en el año 1996.

El criminal fue asesinado con una inyección letal en la cárcel de Terre Haute, en Indiana, y fue declarado muerto a las 8.07 de la mañana de este martes, hora local.

La Justicia estadounidense aprobó la medida a las 2 de la madrugada luego de largos meses de presiones por parte de la Casa Blanca en ese sentido.

Imparable masacre de indígenas en Colombia

Este mismo lunes una jueza federal había frenado la puesta en marcha de la ejecución, pero el Alto Tribunal finalmente decidió por 5 votos contra 4 reactivar la iniciativa.

"Revocamos la orden preliminar de la Corte de Distrito y las ejecuciones podrán tener lugar como estaban previstas", señaló el Supremo, que con esta medida habilitó también la muerte de otros tres condenados.

Lee, originario de Yukon (Oklahoma), es el primer preso federal ejecutado en Estados Unidos desde 2003, George W. Bush estaba al frente del gobierno. Desde la reinstauración de la pena capital en 1988 (bajo el mandato del también republicano Ronald Reagan), solo hubo tres ejecuciones federales. El reo fue condenado en Arkansas en 1999 por asesinar a William Mueller, un traficante de armas, su esposa, Nancy, y su hija de ocho años, Sarah Powell. El otro acusado por ese crimen fue condenado a cadena perpetua.

“Cometí muchos errores en mi vida pero no soy un asesino", dijo Lewis cuando se le preguntó si quería pronunciar unas últimas palabras. "Están matatando a un hombre inocente", dijo antes de la inyección letal.

Dejá tu comentario