Mundo | Trump | relato | cuba

Se cae el relato de Trump: registró su marca en Cuba

¿Comunismo norteamericano? ¿Capitalismo cubano? Los relatos se caen a pedazos: Donald Trump registró su marca en Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió su relato de no buscar negocios con Cuba, pronunciada en 1999 en la Fundación Nacional Cubano Americana de Miami, cuando en 2008 registró su marca comercial en la nación caribeña para invertir en bienes raíces, hoteles, casinos y campos de golf, reveló hoy la prensa local.

A pesar de prometer aquella vez que no haría negocios en Cuba hasta que la isla fuera "libre", el actual jefe de la Casa Blanca solicitó registrar su marca comercial Trump en la isla en 2008, publicó el diario Miami Herald, en plena campaña electoral en la que el mandatario busca la reelección, consignó Télam.

No obstante, Trump no violó el embargo estadounidense contra Cuba al presentar la solicitud o contratar a la abogada cubana Leticia Laura Bermúdez Benítez para efectuar el trámite en octubre de 2008.

trump-triste.jpg
Se cae el relato de Trump: registró su marca en Cuba

Se cae el relato de Trump: registró su marca en Cuba

Sin embargo, según un informe publicado por la revista Newsweek, en 1998, una de las empresas del mandatario, Trump Hotels & Casino Resorts, pagó a una consultora alrededor de 68.000 dólares por un viaje de negocios a Cuba en su nombre, en una probable violación del embargo en ese momento.

La marca fue aprobada en Cuba en marzo de 2010 y estaba relacionada con "inversión en bienes raíces", "concursos de belleza", "campos de golf", "servicios de juegos de casino", “Montaje de programas de televisión” y “servicios hoteleros”, entre muchas otras actividades enumeradas, según una descripción de su solicitud, que aparece tanto en el sitio web del registro oficial cubano como en un boletín de 2009.

En 2018, bien entrada la presidencia de Trump, la vigencia del registro caducó.

En 2015, durante el Gobierno del estadounidense Barack Obama, Estados Unidos y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas, un hecho histórico que Trump criticó duramente.

Tras asumir la presidencia en 2017, Trump impuso varias sanciones nuevas al gobierno cubano y reforzó el embargo, citando violaciones de derechos humanos y el apoyo del régimen a Nicolás Maduro en Venezuela.

Su fuerte retórica contra el gobierno de La Habana le dio el apoyo crucial de muchos votantes cubano-estadounidenses en Florida en las elecciones de 2016.

La comunidad cubano-estadounidense, identificada principalmente por su anticastrismo, es uno de los grupos sociales más influyentes política y económicamente en Miami, Florida, y representa un pilar del voto latino conservador en ese estado, un segmento considerado clave en las elecciones en general y en los próximos comicios presidenciales de noviembre en particular.

A seis semanas de las elecciones presidenciales, Trump busca el voto latino en Florida, pero esta noticia podría torcer la suerte del actual mandatario.

El artículo del Herald también indicó que en 2016, cuando Trump era candidato presidencial, estaba estudiando la posibilidad de establecer hoteles en la isla, según declaró el director general de una cadena hotelera española.

Además, el jefe de su anterior campaña presidencial, Paul Manafort, también viajó a Cuba en enero de 2017, según un informe del Senado.

En 2013, ejecutivos de la Organización Trump visitaron Cuba para explorar la posibilidad de invertir en un campo de golf al este de La Habana, en un área conocida como Bello Monte, informó Bloomberg Businessweek.

El Miami Herald indicó que intentó sin éxito contactarse con Bermúdez Benítez.

El medio indició que la Casa Blanca remitió las preguntas a la Organización Trump, pero sin recibir respuesta ni comentarios.

Temas

Dejá tu comentario