Política | Violencia de Género | Alberto Fernández | #NiUnaMenos

"Del patricarcado vamos a salir y vamos a ser más iguales"

Alberto presentó un plan nacional contra la violencia de género y dijo que "no podemos mirar impávidos que las mujeres tengan peores condiciones de trabajo que los hombres".

El presidente Alberto Fernández convocó a terminar con la desigualdad con las mujeres "para que "la sociedad cambie definitivamente", al presentar el Plan Nacional contra las Violencias por motivos de Género 2020-2022.

"Estamos dando un paso de los muchos que hay que dar para que la sociedad cambie definitivamente", dijo por videoconferencia desde la residencia de Olivos al presentar el Plan junto a Elizabeth Gómez Alcorta, titular del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, creado por Fernández al asumir su mandato en diciembre pasado.

Agregó que "debemos ser ambiciosos si no queremos ver más cómo las mujeres sufren y mueren a manos de los violentos. No podemos mirar impávidos que las mujeres tengan peores condiciones de trabajo que los hombres".

El Presidente, que estaba acompañado en Olivos por la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y por la asesora presidencial Dora Barrancos, dijo que era "el primer alumno que tiene que aprender todo lo necesario para que la sociedad sea mejor".

En tono de broma, relató que antes del anuncio le dijo a Ibarra: "Me tocó el default, me tocó la pandemia y me tocó el fin del patriarcado, qué más me va a tocar".

Al respecto, hizo un paréntesis en su exposición respecto al Plan y dijo que de la "pandemia vamos a salir más unidos y más convencidos de que la unidad es el camino, del default vamos a salir más fortalecidos sabiendo que el futuro está en nuestras manos y no en las manos de los que no tienen plata y del patricarcado vamos a salir y vamos a ser más iguales".

En el inicio de su discurso, el Presidente recordó que en la víspera se cumplió el octavo aniversario de la ley de Identidad de Género, de la que Vilma Ibarra fue autora, y que fue promulgada por la entonces presidenta Cristina Fernández, hoy su vicepresidenta.

"Hay que incorporar a todos, a todas y a todes a un Gobierno que no es de los hombres: es de todos, de todas y de todes".

El Presidente dijo que esa ley marcó "el comienzo de un tiempo de más igualdad, en un país y en una sociedad donde la igualdad a veces no era la regla" y que al asumir su Gobierno se propuso que "la desigualdad termine para siempre" a través de un cambio que si bien se impulsa también desde el Gobierno y desde el Estado "lo tiene que llevar adelante la sociedad entera porque obliga a reeducar a la sociedad".

En esa línea, habló de la igualdad de oportunidades "para todes" y dijo que con ese objetivo se " incorporaron mujeres" en lugares claves.

Incluso citó un informe del Conicet dado a conocer recientemente, que determinó que el argentino es el Gobierno que "más mujeres tiene en funciones de alta jerarquía, con casi el 38%".

Asumió que ese porcentaje debería crecer pero también consideró que "es mejor de lo que estaba y es un paso adelante y es el camino que hay que seguir transitando para incorporar a todos, a todas y a todes a un Gobierno que no es de los hombres, es de todos, de todas y de todes".

El Presidente confesó que incorporar este lenguaje inclusivo es "también" para él "muy difícil" y "es un esfuerzo que tenemos que hacer los varones antes que nadie" dijo que hay que tomar conciencia que "cuando uno dice todes no está haciendo el ridículo como algunos creen, le está hablando a algunos a los que nunca le hablaron".

Fernandez mencionó asimismo que "días atrás" tuvo una reunión con dirigentes de la Unión Industrial en la residencia de Olivos, y dijo que en la foto quedó reflejado que eran todos hombres en la mesa.

"Era una enorme mesa toda de hombres y muchas (mujeres) se enojaron y tenían razón y salí corriendo a decir 'ojo con la foto que suben' pero la foto ya estaba subida", admitió y dijo que se "arrepintió mucho" de esa reunión porque "esa foto no mostraba lo que nosotros queremos".

"Esa foto mostraba a un grupo de hombres hablando del futuro nuestro y el futuro nuestro no es de los hombres, es de todos, de todas y de todes", insistió el jefe de Estado.

Por eso, se comprometió a asumir esa cultura como una "conducta y un aprendizaje" y "ser el primero que se pone en la cola de los que tienen que aprender".

"No podemos estar discutiendo estas cosas en el siglo 21, porque nos vuelven al pasado más vetusto y no es razonable, y que si nos tocó a nosotros ser los abanderados del cambio hagámoslo convencidos, con orgullo y entendiendo que hay otra cultura que imponer en la sociedad"

En paralelo, señaló que "son millones de argentinos que se han sentido, y no sé si se sienten, olvidados, marginados y ellos también son parte de la sociedad".

Alberto llamó a terminar con los "desequilibrios" en el Mercosur

Dejá tu comentario