Fuentes judiciales confirmaron que luego del accidente el motorman, Julio Benítez, se llevó el disco rígido que contenía las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la estación, registro fundamental para establecer cómo se originó el siniestro.

El disco rígido con las imágenes de la cámara de seguridad fue descubierto en la mochila del motorman, y recuperado por personal policial. Además, indicaron que Benítez intentó destruirlo, por lo que un grupo de técnicos de la policía Federal trabajan para recuperar la información.

El juez federal Ariel Lijo será el encargado de la investigación que intente determinar las causas del accidente que esta mañana protagonizó la formación chapa 5 del tren Sarmiento, al chocar contra el paragolpes hidráulico de la estación de Once, y que provocó al menos 80 heridos.

Como primera medida, el magistrado dispuso la detención del motorman de la formación quien luego de ser atendido en el Hospital Zubizarreta por una fractura de tabique y politraumatismos, fue derivado a un centro de salud de su ART. El hombre se encuentra incomunicado y bajo custodia policial, debido a que se sospecha que pudo haber tenido responsabilidad en el choque.

Por su parte, el juez Lijo ordenó el secuestro de las cámaras de seguridad de la cabina del conductor, del andén, y de las últimas estaciones por las que pasó el tren antes de arribar a Once y protagonizar el siniestro.  En tanto, el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, informó que, según determinó el magistrado, el motorman deberá primero declarar ante él, lo que podría ocurrir en las próximas horas. Por otra parte, trascendió que el abogado Gregorio Dalbón se presentará el próximo lunes como querellante en la causa.