Nota publicada en Tiempo Argentino

Los casi doce puntos de diferencia que el Frente Renovador (FR) de Sergio Massa obtuvo por sobre el candidato del Frente para la Victoria (FPV) le significaron al intendente de Tigre el triunfo en 106 municipios de los 135 que componen el territorio de la provincia de Buenos Aires. En el conurbano bonaerense obtuvo victorias en 25 de los 29 partidos que lo componen. Martín Insaurralde sólo ganó en cuatro.

El conteo provisorio del Ministerio del Interior indicaba anoche que el massismo ganó en las ocho secciones electorales de la Provincia. Sin embargo, en la elección para diputados provinciales, el FPV se impuso a nivel general por medio punto porcentual, gracias a los triunfos de las listas para diputados bonaerenses en la tercera y la sexta secciones, diferencia lograda por el corte de boletas. A nivel distrital, en la elección para concejales la diferencia estuvo más pareja: el FR consiguió 47 victorias distritales, contra 44 del FPV y 35 del Frente Progresista Cívico y Social, donde también se dieron cortes.

En la elección para diputados nacionales, con más del 96% de las mesas escrutadas, el Frente Renovador obtuvo 43,92 % de los votos, seguido por el Frente para la Victoria con el 32,18%, el Frente Progresista Cívico y Social de Margarita Stolbizer, con el 11,80%, y Unidos Por La Libertad y El Trabajo, de Francisco de Narváez, con el 5,46% de los sufragios. Según esos datos, Insaurralde ganó sólo en 18 municipios, quedando en segundo lugar sobre Stolbizer, que obtuvo triunfos en 6 partidos, y de Unión con Fe de Gerónimo "Momo" Venegas, quien triunfó en su Necochea natal.

El massismo obtuvo el mayor porcentual de sufragios en la primera sección electoral, que comprende los partidos del conurbano norte. Allí la lista del intendente de Tigre obtuvo el 51,53% de los votos por sobre el 27,98% del FPV, estableciendo una diferencia de 23,55 puntos porcentuales. Esa sección comprende, entre otros distritos, el pago chico de Massa: en Tigre consiguió el 65,53%, el mayor porcentual de la elección. Pero también logró victorias holgadas con más de la mitad de los votos en San Fernando (62,16%), en Malvinas Argentinas (59,48%), San Martín (51,73%), San Miguel (53,55%), Escobar (53,47%), Pilar (53,79%) y San Isidro (57,51%).

En ese territorio, el FPV perdió en todos los municipios, incluso en Morón, gobernado por el sabbatellismo, donde la lista de Massa obtuvo el 44,04% por sobre el 27,46% del Frente. En Vicente López, en tanto, con 16,85% se ubicó como tercera fuerza, debajo del FPCyS (20,3%) y los renovadores (49,89%).

En la tercera sección, que comprende los partidos del conurbano sur, el FPV acortó distancias. Con el 95% de las mesas, el conteo provisorio indicaba que perdió por apenas 1 punto: el FR obtuvo el 41,13% frente al 39,99% del FPV. El acercamiento se produjo gracias al holgado triunfo en Lomas de Zamora, donde Insaurralde obtuvo 48,34% de los votos y se impuso por casi 16 puntos al massismo, que obtuvo el 32,50 por ciento. También fue clave la brecha de seis puntos y medio abierta en Berazategui, donde el FPV cosechó el 43,53% de los sufragios sobre 37,06% de los renovadores; la diferencia de más de siete puntos conseguida en Florencio Varela donde el oficialismo cosechó el 46,65% sobre el 39,33%; y los breves 3,57 puntos de distancia con que el kirchnerismo (43,75%) aventajó al massismo (40,18%) en La Matanza.

En esa sección, el Frente Renovador obtuvo triunfos por hasta 12 puntos en territorio oficialista como en José. C. Paz, donde gobierna Mario Ishii; en Moreno; en el Quilmes de Francisco "Barba" Gutiérrez y en Merlo, donde gobierna Raúl Othacehé. En Ezeiza, patria chica del ministro de Seguridad, Alejandro Granados, el massismo ganó por 65 votos: cosechó el 41,93% contra el 41,85% del FPV.

INTERIOR. Con el 44 % de los sufragios, sobre el 26,73 del FPV, los renovadores también ganaron ampliamente en la séptima sección, que comprende ocho partidos del centro de la provincia como Azul, Bolívar, General Alvear, Roque Pérez, Saladillo, Olavarría, Tapalqué y Veinticinco de Mayo. En la segunda sección, que abarca quince partidos del norte provincial, la diferencia fue de 13,6 puntos porcentuales: el FR obtuvo el 41,97% y el FPV el 28,37%. En el resto de las secciones electorales bonaerenses la diferencia fue menor a 10 puntos: 8,18 en la cuarta; 8,8 en la Quinta; 7,9 en la sexta y 9,8 en la octava, que comprende el partido de La Plata.

LEGISLATURA BONAERENSE. En la contienda electoral por Diputados bonaerenses, el FPV se impuso a nivel general en la provincia con 1.554.460 votos (37,79%), sobre el FR que cosechó 1.533.736 (37,29%) sufragios. Por el contrario, el massismo triunfó en senadores provinciales (50,72% frente a 28,56 por ciento).
El triunfo oficialista se produjo por la buena performance en Berazategui y La Matanza, junto a otros municipios de la tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires. Ese triunfo reveló cortes de boleta en los municipios de la tercera sección en electoral, ya que Insaurralde obtuvo 1.198.082, mientras que el candidato a diputado provincial Juan José Mussi logró 1.204.404, o sea 6.322 votos más. Lo mismo ocurrió en la sexta sección electoral donde el candidato kirchnerista, Marcelo Feliu, obtuvo 11.547 votos más que Insaurralde.

Por otra parte, en la contienda electoral para los Concejos Deliberantes, en toda la provincia el reparto estuvo parejo entre el Frente Renovador con 47 triunfos, el Frente para la Victoria con 44 y el FPCyS con 35, que se recompuso del desmoronamiento de 2011.
También en ese nivel hubo cortes de boletas, considerando que el FPV sólo consiguió imponerse con la lista de Insaurralde en 18 partidos. Por caso, en la primera sección electoral, el oficialismo consiguió triunfos para el Concejo Deliberante en los distritos de Merlo, Navarro, Marcos Paz y Las Heras, pero en todos para diputados nacionales se impuso la lista de Sergio Massa.
En Florencio Varela, al sur del conurbano ocurrió lo inverso: aunque para diputados nacionales triunfó Insaurralde, en la pelea por el concejo triunfó el Frente renovador.