La candidata presidencial opositora hondureña Xiomara Castro anunció que desconocerá los resultados oficiales de las elecciones del domingo, que dieron el triunfo al postulante oficialista y que no reconocerá al futuro gobierno y llamó a tomar las acciones necesarias contra lo que calificó como "monstruoso fraude", del que presentó un documento con pruebas.

"Mientras no se nos permita ingresar al sistema del Tribunal Supremo Electoral no vamos aceptar los resultados emitidos por ese tribunal electoral, desconoceremos la legitimidad de cualquier gobierno que sea producto de este bochornoso asalto", aseguró Castro, esposa del derrocado ex presidente Manuel Zelaya y candidata del partido Libertad y Refundación (Libre).

Según los resultados del TSE, la candidata cuenta con el 28,7% de los votos y Hernández el 36,4% una vez escrutado el 91% de los sufragios, pero su partido asegura que Castro es la ganadora y pidió la revisión de las urns porque considera que se cometieron serias irregularidades. 

"Mientras no se nos permita ingresar al sistema del Tribunal Supremo Electoral no vamos aceptar los resultados emitidos"

"Demostraremos que el triunfo de Libre fue la voluntad del pueblo hondureño con sus votos el 24 de noviembre, y este triunfo está siendo robado por quienes llevaron a cabo un fraude de proporciones incalculables, del cual se aprovecha el oficialismo para hacer su trampa y cometer sus fechorías", agregó, según reportaron las agencias DPA y ANSA.

Castro dijo que los árbitros del proceso electoral aceptaron el "triste papel de falsificadores del oficialismo, cometieron el delito de falsificación de documentos públicos, falsificación de actas de votación y adulteración de los resultados electorales".

La esposa de Zelaya exigió que se permita la revisión de 16.135 actas originales, "donde se expresó la voluntad popular, y en aquellas que presenten inconsistencias en su relación demandamos escrutar públicamente cada una de esas urnas".

"Este grupo que está gobernando no tiene interés en la institucionalidad de Honduras, saben que se ha cometido el robo de la voluntad popular, se desconoce nuestra posición y se pretende imponer por la fuerza un régimen surgido por el fraude para continuar sosteniendo la violencia brutal, la intimidación, la violación a los derechos humanos y continuar con un sistema que empobrece más a nuestro pueblo", denunció.

En caso de no satisfacer sus demandas, Castro dijo que volvería "pacíficamente" a las calles con sus seguidores y pidió a su partido que "emprenda todas las acciones que considere necesarias para defender el voto".

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) de Honduras y Libre convocaron ayer a sus militantes a realizar mañana la primera movilización de protesta contra el denunciado fraude electoral.

"Vamos a defender en las calles lo que nos quieren robar a través de la vía electrónica", manifestó el subcoordinador del FNRP y secretario general de Libre, Juan Barahona, quien precisó que la movilización se iniciará frente a las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional, para defender el triunfo de Castro y que será encabezada por Zelaya.

De acuerdo los últimos datos difundidos, los otros candidatos más favorecidos con el voto son Mauricio Villeda, del Partido Liberal, con el 20,28%, y Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción (PAC) con un 13,72%.

El candidato del Partido Liberal, quien también presentó algunas inconsistencias menores a nivel de alcaldías municipales, reconoció el triunfo de Hernández; no así Nasralla, quien por primera vez participa en política y quien también denunció que le habían afectado su candidatura en las urnas.

Observadores nacionales e internacionales coinciden en que las elecciones fueron masivas, transparentes y que se celebraron en orden, aunque reconocen que se produjeron algunas irregularidades.