El kirchnerista Julián Domínguez fue reelecto como presidente de la Cámara de Diputados, cargo que ocupará por los próximos dos años, al cabo de la sesión preparatoria en la que juraron los diputados electos el 27 de octubre último.

Domínguez recibió el apoyo de los bloques que componen la Cámara, excepto de los diputados del flamante interbloque de Izquierda, quienes se abstuvieron.

El reelecto presidente de la Cámara agradeció ya desde el estrado del recinto a la presidenta del bloque del FPV, Juliana Di Tullio, quien lo postuló, por "la confianza renovada" y también al resto de los bloques "por el espíritu de cooperación con que hemos trabajo estos dos años".

Agradeció a los bloques por el espíritu de cooperación con que trabajaron los últimos dos años.

"Hemos logrado en estos 30 años de democracia una Patria de iguales", expresó Domínguez al pronunciar un discurso tras ser reelecto, y reivindicó las figuras del exmandatario Raúl Alfonsín que tuvo "el desafío de inaugurar un nuevo tiempo de la Argentina" y de Néstor Kirchner "por haberle devuelto la política y haber transformado el país". 

En tanto, la vicepresidencia primera recaló en una aliada del kirchnerismo, Norma Abdala de Matarazzo, del Frente Cívico de Santiago del Estero y la vicepresidencia segunda la retuvo el radicalismo, que designó a la cobista Patricia Giménez.

Finalmente, la vicepresidencia tercera pasó de la socialista Alicia Ciciliani a manos de Graciela Camaño, del Frente Renovador. Ese sitial estaba en disputa entre este partido y el PRO, que también reclamaba su derecho a ocuparlo.