Llegar en auto al lugar de trabajo en Buenos Aires no es sólo una hazaña -por el tráfico- sino una inversión. Quienes vienen a la Ciudad en vehículo y cumplen una jornada laboral de 7 u 8 horas diarias, deberán disponer de al menos unos $1.100 mensuales -y eso sin contar el pago de nafta y peajes-.

Se aprobó ayer en la Legislatura porteña el proyecto para un nuevo régimen de parquímetros, una norma que tiene alcance sobre el 45% de las calles de la Ciudad. La cifra calculada ($1100) se desprende del siguiente cálculo: si un trabajador cumple en la Ciudad una jornada laboral de 7 u 8 horas -pueden ser más horas- y estaciona en una zona afectada por el nuevo régimen de parquímetros, pagará supuestamente entre 5 y 6 pesos la hora, promedio. Eso implicaría un pago diario de $ 50 y si esa suma se multiplica por 22 días laborables, el gasto mensual puede ser de al menos $1.100.

Cabe aclarar que ese cálculo es bastante generoso, porque no incluye una jornada laboral más prolongada, que encarecería el costo mensual, y tampoco el cálculo se realizó según el pago progresivo -a más horas de estacionamiento, se encarece el parquímetro-.

Es sabido que miles y miles de personas ingresan diariamente a la Ciudad para trabajar. En ese caso al monto estipulado al principio se le agrega un costo de unos 400 o 500 pesos por mes en el pago de peajes, más la nafta. Así, para quienes llegan a la ciudad desde los alrededores deberán contar con entre $2.500 y $4.500 por mes, dependiendo del punto desde el que viajen.

Los que viven fuera de la Ciudad deberán pagar entre 2500 y 4500 pesos por mes