Una medida cautelar frenó en la provincia de Salta una interrupción de embarazo para una niña que quedó embarazada como consecuencia de las reiteradas violaciones por parte de su padrastro. 

La Corte Suprema de Justicia permite que se interrumpa la gestación cuando es producto de un abuso sexual, pero una medida cautelar dilató el proceso. 

La nena de 14 años era abusada por el marido de su madre desde los 12. La historia no se supo hasta el mes pasado, cuando la mujer regresó a su casa en un horario más temprano al ahabitual y descubrió a su pareja abusando de su hija. El hombre reaccionó de modo violento y golpeó a las dos mujeres. 

Tras la golpiza, la niña fue internada en el Hospital Público Materno Infantil. Allí se descubrió que estaba embarazada, y tanto ella como su madre manifestaron la voluntad de suspender el embarazo. 

El procedimiento se pactó para los días siguientes, pero se suspendió luego de que la asesora de incapaces Claudia Flores Larsen presentara un recurso de amparo en nombre de "del niño por nacer" y el juez Víctor Soria dicte la medida cautelar. 

"Está de diez semanas de embarazo, estamos en un limite complicado ahora", explicó la abogada de la niña.

La abogada de la niña, Mónicas Menini, sostuvo a CN23: "Estamos luchando contra estos pensamientos fundamentalistas que atraviesan al Poder Judicial. Denunciamos penalmente a la asesora de los incapaces que presentó el amparo porque ni siquiera se trata de una organización pro vida". 

"La niña cumplió los 14 años dentro del hospital, estuvo un mes porque se dilató con informes y pedidos, hasta que pudimos presentarnos. Durante ese mes perdió 8 kilos, tiene síntomas de que se estñá dejando morir", contó Menini, quien además remarcó: "Está de diez semanas de embarazo, estamos en un limite complicado ahora". 

"El juez declaró inconstitucional el protocolo de Juan Manuel Urtubey, ese protocolo ya tuvo problemas cuando una persona fue violada y se la obligó a ir al Ministerio público, con eso se pierde el secreto y el anonimato. No sabemos si el secreto se perdió en el hospital o el ministerio publico fiscal", destacó la abogada de la niña. 

Antecedentes de un caso de aborto no punible. 

El Código Penal establece que el aborto no es punible cuando se hace para interrumpir una gestación que es producto de una violación. En 2012, tras resolver la causa de una niña embarazada que quería acceder a la intervención, la Corte reafirmó que la práctica no puede condenarse  cuando la demanda una víctima de violencia sexual. Tras el fallo, el gobierno salteño estableció los pasos a seguir en estos casos en una guía de aborto no punible.