El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que "el Estado está dispuesto a brindar el servicio si las empresas no son capaces" de cumplir el contrato y hacer las inversiones necesarias para mejorar el suministro eléctrico.

"Habrá multas a las empresas y resarcimientos a los usuarios que se vieron afectados", afirmó. Además, dijo que el usuario debe dirigir sus quejas hacia las empresas distribuidoras de energía y enfatizó: "Si no son capaces de brindar el servicio entonces el Estado esta dispuesto a prestar el servicio de forma directa".

El funcionario hizo estas declaraciones luego de reunirse con representantes de las empresas de energía Edenor y Edesur, en el marco de los cortes que se registran en Capital Federal y alrededores. 

Esta mañana, Capitanich responsabilizó a las compañías por los cortes de luz y advirtió de posibles multas y resarcimientos para los usuarios. "Se tomarán todas las medidas de multas y las sanciones correspondientes", aseguró.

"La oferta energética está disponible, el problema es la distribución de media y baja tensión, que corresponde a las empresas", afirmó el jefe de Gabinete. 

Buscan una solución para los cortes de luz que afectan a la Capital y el conurbano

Remarcó que "el jefe de Gabinete no es vocero de las empresas. El gobierno no es vocero de las empresas. Las comunicaciones y las inversiones las tienen que hacer las empresas".

Intimación a las empresas

De manera formal el Gobierno nacional intimó este jueves a las empresas distribuidoras de energía de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense -Edenor y Edesur-a resolver de manera "inmediata" los problemas en el servicio de electricidad que padece gran parte de la población.

En una conferencia de prensa brindada en Casa de Gobierno, junto con funcionarios del Ministerio de Planificación y del ENRE, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que le "hemos comunicado la necesidad de resolver en forma inmediata los problemas que padecen los usuarios de la Ciudad Autónoma y del Conurbano bonaerense".

"Les manifestamos nuestra preocupación y enojo porque no es posible que muchos de los usuarios no tengan respuesta a estos problemas. Hemos fustigado la estrategia de carácter comuncacional que es el de transferir los problemas al Gobierno nacional", subrayó Capitanich.