Luego de que la autopartista española Gestamp negara nuevamente el acceso a los trabajadores despedidos que acampaban frente a la planta, los empleados desafectados se dirigirán desde Escobar hasta el cruce de las avenidas Callao y Corrientes, en la Capital Federal, para realizar un corte a modo de protesta. La medida fue confirmada por el abogado de los trabajadores, Agustín Comas a INFOnews. 

Según Comas, la empresa alegó que los trabajadores debían realizarse una revisación médica antes de poder ingresar a la planta. Vale recordar que SMATA había anunciado que no permitiría el ingreso de éstos. "En principio SMATA no va a intentar impedir el ingreso porque la empresa ya lo hizo, argumentó que tienen que hacer un chequeo médico. Es un nuevo incumplimiento de la empresa a la conciliación obligatoria. La empresa dice que pasó un tiempo prolongado desde que dejaron de prestar tareas. Es una falta de respeto al mismo ministro de trabajo", expresó Comas a INFOnews en horas de la madrugada. 

El titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA), Ricardo Pignanelli, había anunciado que él y parte de sus afiliados impedirían el ingreso a la planta de la autopartista Gestamp a obreros despedidos y que reclaman por la recuperación de sus puestos de trabajo. El Ministerio de Trabajo había dictado la conciliación obligatoria durante el fin de semana, pero esta no fue acatada. 

La situación se dará luego de que ayer se realizara la primera audiencia convocada por la cartera laboral bonaerense, convite que no logró acercar a las partes. Por su lado, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, declaró ayer en su habitual conferencia de prensa que la toma de la planta es "inadmisible" y reclamó una "solución inmediata" al conflicto en la empresa ubicada en el barrio de Escobar. 

Coma, denunció públicamente la situación que se daría esta madrugada y acusó al gobierno nacional por las probables consecuencias, que no descartó fueran violentas. 

Vale recordar que el titular de SMATA, Ricardo Pignanelli, ironizó sobre la presencia del Partido Obrero en la protesta, acusándola de "criminal", y sobre la responsabilidad de los despidos. "Los despidos nosotros no los teníamos; los provocaron esos muchachos. ¿Qué tiene que hacer el Partido Obrero en la puerta de una fábrica, que tiene que hacer la nieta de los desaparecidos en la puerta de una fábrica?", planteó Pignanelli.