La fiscalía ante la Cámara Federal porteña apeló hoy el sobreseimiento, por prescripción del delito, de los imputados por el megacanje de deuda del 2001, entre los que se encuentra el ex secretario del Tesoro de EEUU, David Muldford.

Desde la fiscalía a cargo de Germán Moldes informaron a Télam que el escreito fue presentado ante la sala II de la Cámara Federal, que fue la que tomó la decisión y ahora tiene que resolver si concede la apelación, lo que provocaría que el tema sea revisado por la Cámara Federal de Casación.

Moldes, en su escrito destacó que "lo único importante es que todos y cada uno de ellos respondan penalmente por sus ilícitas acciones", haciendo referencia a quienes fueron procesados o imputados y fueron sobreseídos.

En su argumento, el fiscal advirtió: "Lo contrario implicaría consagrar que ninguna consecuencia se avizora para la sumatoria de décadas de desaciertos, imprevisiones y despropósitos que nos trajeron a estos puertos y han provocado una fractura entre la confianza pública y las garantías del Estado de derecho".

Además, advirtió que el megacanje durante el gobierno de la Alianza fue "una colosal estafa a las finanzas públicas". También hizo referencia al "maridaje" entre "funcionarios publicos y asociaciones de privados", para "la celebración de convenios ruinosos" que sólo llevan a comprometer la economía del país.

El fiscal Moldes destacó que "lo único importante es que todos y cada uno de ellos respondan penalmente por sus ilícitas acciones".

Hizo referencia a “conductas claramente violatorias del catálogo represivo" que aseguró fueron cometidas con "irresponsabilidad, impericia, desidia, pusilanimidad o vaya uno a saber qué oscuras connivencias. Otros por avidez, codicia, desprejuicio e indecencia".

Sobre Mulford, Moldes dijo que en doce años la Justicia argentina no logró que se presente a declaración indagatoria y declaró que nunca hubo "señales concretas de una voluntad de sometimiento o respeto a la Justicia argentina".

Los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah sobreseyeron a Mulford por prescripción del delito, junto a Horacio Liendo y a Federico Sturzenegger.

La medida benefició también al ex secretario de Hacienda Jorge Baldrich, al ex subdirector de Financiamiento Jacobo Dreizzen, procesados por "negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública".

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, es el único enviado a juicio oral, que aún no tiene fecha de inicio.

La causa que pidió el procesamiento de todos los imputados y firmó el el dictamen para el envío a juicio de Cavallo, fue impulsada por el el fiscal federal de instrucción Federico Delgado. En ella se investigó la selección irregular del consorcio de bancos integrado por el Banco Francés, Banco Galicia, Credit Suisse First Boston, Grupo Santander Central Hispano, HSBC, JP Morgan y Salomon Smith Barney.