El ingenio argentino no tiene límites y así lo demuestra el video Game of Perones, la versión porteña de la presentación de la famosa serie Game of Thrones que batió récords de audiencia a nivel mundial.