La presidenta Cristina Fernández encabezó un acto en Casa Rosada donde se refirió al pedido de quiebra de la imprenta Donnelley, sus vínculos con los fondos buitre y anunció que el Estado denunciará a la compañía aplicando la ley antiterrorista.

En ese sentido, Cristina expresó: "Donnelley creó un estado de quiebra para generar temor".

"La imprenta Donnelley presentó la quiebra y fue tapa de todos los diarios sembrando el pánico de que cierran las fábricas", relató la Presidenta y agregó: "Donnelley, que es una multinacional muy importante, el 70 por ciento está integrada por fondos de inversión. Uno de esos fondos es Black Rock, que (Paul) Singer había transferido su participación. Todo hace juego con todo. Es un entramado mafioso".

Acá estaba todo al día. No había deudas

"La situación patrimonial de la empresa era buena y sin embargo había pedido la quiebra. La quiebra la pide el viernes 8 de agosto en el juzgado comercial número 19, secretaría número 37. Presentaron la quiebra el viernes y el auto de quiebra salió el lunes 11. Quiebra exprés. Ese mismo día, hay una presentación de Donnelley internacional ante la SEC donde se informa la presentación de la quiebra en Argentina", continuó la Presidenta.

Además, agregó: "Acá estaba todo al día. No había deudas. Cuando miramos los estados contables no había ninguna crisis. El Estado se ha presentado ante el juez para que se revoque la quiebra y se demande a la empresa por el estado de defraudación haciendo uso por primera vez de la ley antiterrorista".

Se pudo determinar que la composición accionaria de la casa matriz del grupo empresario es la sociedad estadounidense R.R. Donnelley & Sons Company y entre sus principales propietarios figuran los fondos de inversión Blackrock Inc., Capital World Investors, The Vanguard Group Inc. y State Street Corporation.


Estos grupos inversores son socios del fondo de inversión Elliott Management Corporation, perteneciente al magnate Paul Singer, en varios sectores estratégicos de inversión como por ejemplo el energético. Todos ellos participan en el capital de la empresa Hess Corporation, cuyo presidente habría sido nombrado a instancias de Singer.


También se determinó que estos fondos tienen participaciones en común en las siguientes empresas: Hornbeck Offshore Services, Delphi Automotive PLC (con presencia en Argentina), Riverbed Technology Inc., Companhia de Saneamento Basico Do Estado De Sao Paulo, Juniper Networks Inc.

Además de la denuncia ante la justicia, la AFIP efectuaría una presentación ante el órgano de contralor bursátil de Estados Unidos -Securities and Exchange Commission (SEC)- para que esa entidad investigue los motivos que llevaron a la multinacional Donnelley a cerrar su filial en Argentina.  Los fondos buitres no respetan ni a los bancos americanos: le dejaron al Citi una deuda de 25 millones de pesos.

"Se va a hacer una denuncia penal, ante la justicia federal, por alteración al orden económico y financiero", anticipó la mandataria.

Por otro lado, la Presidenta se refirió a una solicitada de un fondo buitre contra la Argentina al señalar: "Ayer me encontré con una noticia de Mark Brodsky, titular del fondo Aurelius que dio por cerrada la negociación con privados y advirtió a los argentinos que lo peor está por venir".

"Este señor dijo: 'Ninguna propuesta fue ni remotamente aceptable'. Algunos titulares hablaban de impericia del Gobierno. Han intervenido otros y tampoco les ha ido bien ¿Saben por qué? Porque no quieren arreglar. Por una decisión política de querer volver a endeudar a la Argentina y tirar abajo la reestructuración de deuda soberana. Esta es la cuestión", agregó Cristina.

Además, manifestó: "Están desquiciando el sistema económico financiero, no sólo de un país, sino de todo el mundo. En Europa ya han legislado sobre esto. Falta que lo haga Estados Unidos donde están asentados y desde allí operan con el apoyo de Griesa".

"¿Cómo puede haber argentinos que defiendan actitudes como esta? Cómo esta persona tiene el tupé de amenazar a todo un país. Esta es una amenaza a todos los argentinos", remarcó la Presidenta.